Cultivar laurel en el huerto en casa

Laurel

Que no falte un tarro de laurel fresco en tu alacena. Eso me decía mi abuela, una experta cocinera amateur que sabía como preparar esos guisos de sabor especial que eran el resultado de su buen paladar. Espontáneo y transmitido de generación en generación.

Mi abuela era una italiana robusta y de cuerpo cálido aunque corta de palabras. Demostraba su amor a través de sus preparaciones y así es como recuerdo verla remover la salsa de sus guisos mientras me preguntaba porque había decidido sumergir esas hojillas verdes en la preparación. ¿Se habría equivocado? Apenas tuve la edad para aprender, quise saberlo todo y así fue como me enseñó sobre las virtudes del laurel y desde entonces es uno de mis ingredientes predilectos, por su sabor y sutileza. Hace unos años quise ir un paso más allá y que mis hojillas fueran frescas y orgánicas.

Es por eso decidí cultivarlo en casa.

Pormenores del laurel

El nombre científico del laurel es Laurus nobilis y se trata de un arbusto perenne de hojas anchas que es originario del Mediterráneo. Puede alcanzar entre 10 y 12 metros de altura y lo bueno es que si bien lo mejor es que crezca en un clima similar al de esas latitudes se adapta a otras temperaturas.

Laurel

Eso sí, si quieres cultivar laurel en casa debes evitar hacerlo en lugares donde la temperatura en invierno es inferior a los -6 grados centígrados. Es un arbusto que se ve afectado por el frío extremo pues no resiste las heladas aunque siempre está la opción de protegerlo cubriéndolo con una tela o plástico.

Condiciones para un buen crecimiento

El laurel crece en suelos bien drenados y en lugares soleados pues necesita al menos 5 horas de luz natural. Si las temperaturas son demasiado cálidas, en especial durante el verano, lo mejor será no exponerlo en forma directa al sol para evitar que las hojas  se quemen.

Se recomienda realizar un riego frecuente durante la fase de desarrollo de la planta y luego hacerlo en forma moderada pues el laurel es resistente a la sequía. Además, lo mejor es realizar una poda en primavera para que toda la planta reciba luz natural en sus diferentes secciones.

Laurel

El laurel se ve afectado por la cochinilla, una plaga que provoca una melaza que da lugar a la aparición del hongo Negrilla, a los pulgones y a la sila, otra plaga que arruga las hojas. Lo mejor es revisar la planta periódicamente para detectarlas.

La cosecha se realiza en cualquier momento del año aunque lo mejor es el verano pues entonces las hojas tienen la  mayor concentración de esencias aromáticas. Seca las hojas y guárdalas en frascos a la sombra.

 


Categorías

Huerto

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario