Sila, la enemiga de los perales

Sila

La primavera y el verano es una época maravillosa para los árboles frutales, cuando los frutos maduran y es posible disfrutar de los sabores de la temporada. Peras, naranjas, manzanas y otras delicias tienen un sabor muy dulce, se vuelven jugosas y son ideales para disfrutar sentados en la mesa del jardín.

Sin embargo, también es época de fantasmas, en especial porque el calor es caldo de cultivo para plagas y hongos, que dan lugar a enfermedades que nadie quisiera detectar.

Qué es la Sila

Sila

Una de las plagas más frecuentes que ataca a los perales es la Sila, un insecto similar al pulgón que ataca en primavera dañando las flores, hojas y frutos de la planta aunque se ensaña principalmente con los brotes.

Su nombre oficial es sylla piri aunque se la conoce como “sila” a secas o “mieleta del pera”. Sus efectos son devastadores en tanto hace que la planta se debilite y así da lugar a la aparición de hongos como el negrilla.

Detección y tratamiento

Peral

La revisión periódica de los perales y otras plantas es lo mejor que puedes hacer para detectar esta plaga. Si notas que las hojas caen y la planta se vuelve frágil y sin fuerza puede que haya sido afectada por la plaga, en especial si además notas una melaza en la planta pues las larvas de la sila la producen y esparcen en ella.

Esta melaza no sólo quema las hojas sino que además da lugar a la formación de negrilla, afección que afecta la producción de clorofila.

En caso de detectar la sila, puedes tratar a la planta con aceite mineral con 5% de DNOC o bien con amitraz. También hay varios plaguicidas como bamectina, endosulfan, fention, formotion, fosalone, metidation y metil azinfos.


Escribe un comentario