Níscalo, una seta muy popular

Níscalo

Hay variedad de setas y en el mercado puedes apreciarlas de cerca. Más grandes y más pequeñas, de diferentes tonalidades, carnosas o delgadas, muchas de ellas son aptas para el consumo humano y son una delicia.

Los Níscalos están entre las más populares, se trata de una variedad de seta muy consumida en toda España que también es conocida como Rovellón o Mízcalo.

Características

Para distinguir esta seta entre el resto hay que examinar el sombrero pues en el caso de los níscalos tiene un diámetro que oscila entre los 5 y los 15 cm, que primero es convexo, luego se extiende para finalmente deprimirse. Los márgenes de esta seta son hacia adentro.

Níscalo

Sin embargo, el aspecto más relevante del Níscalo es su color, con una cutícula lisa y naranja que en algunas zonas incluso se vuelve de un tono rojizo. Del mismo color son sus láminas, que además pueden presentar pequeñas manchas color verde.

A diferencia de otras variedades, el pie del Níscalo es muy corto, cilíndrico y de color blanco aunque presenta unos pequeños orificios en color naranja. Su carne es blanca en el centro y naranja en la periferia.

La recolección

El Níscalo vive en los pinares, bajo estos árboles así es que hay que buscarlos allí en otoño, cuando aparecen y están en el momento justo para ser recolectados. Cuando hay abundantes lluvias, es común que aparezca una gran cantidad de ellos.

Al momento de tomarlos del suelo hay que evitar tocar las láminas pues de otra forma se oxidarán.

Para distinguirlos, hay que observar su particular color, sin confundirlos con otras dos variedades de setas similares como son la Lactarius sanguifluus y Lactarius chrysorrheus.

Níscalo


Categorías

Jardinería

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario