Abonado de los Árboles

Como hemos visto anteriormente, existen algunos factores que debemos tener en cuenta a la hora de plantar un árbol en nuestro jardín. Además de cuidar el riego y evitar generar encharcamientos para que no se produzca la pudrición de las raíces y mas tarde la muerte de la planta, tenemos que cerciorarnos de abonar a nuestro árbol.

Aunque no se suele prestar mucho cuidado al abonado de los árboles, es importante que no descuidemos este procedimiento que puede traer muchos beneficios a nuestra planta y a nuestro jardín en general. Si nuestro árbol se encuentra sembrado en suelos que carecen de los nutrientes necesarios, es decir suelos pobres y malos, es de vital importancia que abonemos nuestros árboles.

El proceso de abonado puede realizarse una vez al año, o cada año de por medio, es decir, un año si y un año no. Lo que debemos hacer es añadir, mas o menos 2 kilogramos de abono orgánico, que puede ser estiércol, mantillo u otro tipo de abono, a un poco de tierra. De igual manera, también podemos extender 80 gramos de abono mineral de lenta liberación por cada árbol que abonemos.

Es muy importante que recuerdes, que si vas a utilizar abono orgánico, el abonado debe realizarse durante la temporada de invierno. Si en lugar de abono orgánico utilizas abono mineral deberás realizar esta tarea durante la primavera o durante el otoño.

Si por algún motivo, los árboles que estas pensando abonar, se encuentran plantados sobre el césped, te recomiendo que evites abonarlos como lo mencionamos anteriormente, ya que con el fertilizante que utilices en la pradera será suficiente para nutrir los árboles que estés plantando.


Escribe un comentario