Abono durante el verano

Tener un jardín hermoso, impecable y en perfecto estado, no es cuestión de una temporada, pero si es el resultado de un constante trabajo, y de un gran esfuerzo de nuestra parte, para mantener a cada uno de nuestros ejemplares muy sanos, y sin ningún tipo de problemas que los esté afectando.

Aunque como ya lo hemos mencionado en diferentes momentos, uno de los principales cuidados que debemos tener es el abono que le brindamos a nuestras plantas, y a pesar que no se encuentre entre los primeros lugares de atención, es importante que tengamos en cuenta que estos nutrientes que le añadimos, van a mejorar considerablemente tanto la salud, como el aspecto de nuestras plantas.

A diferencia de lo que muchas personas pueden creer, el abonado de las plantas que se realiza durante los meses más cálidos del año, es mucho más necesario, que el abonado que se realiza en invierno, cuando el desarrollo y la floración se mantienen en una fase pausada por el frio y las bajas temperaturas.

De igual manera, es importante conocer la periodicidad con la que tenemos que aplicar el abonado, ya que lo mejor es realizarlo cada 2 semanas, para las plantas que se encuentran en maceta y que tienen acceso al alimento de forma limitada. Sin embargo, para las plantas que se encuentran plantadas directamente en tierra, podemos abonarlas mensualmente.

Es muy importante que tengas en cuenta, que las mejores épocas para abonar tus plantas dependerán del tipo de planta que tengas. Por ejemplo las plantas que no tiene flor, requieren un abono rico en marzo para ayudar al crecimiento de sus partes verdes, mientras que las que van a florecer, van a requerir un abonado con buenas dosis de potasio durante los meses de abril o mayo.


Escribe un comentario