Abono para el césped

Como todos sabemos, el césped mejora considerablemente tus patios exteriores. Actualmente muchas compañías relacionadas con la agricultura se dedican a la producción de todo tipo de semillas para cultivar un césped hermoso, las cuales con un riego permanente y un abonado bien aplicado garantizan el crecimiento de la grama, dando como resultado un patio muy elegante y bien cuidado.

Hoy en día el abonado de los céspedes se impone cada vez más con el empleo de abonos específicos a base de formulas equilibradas para césped. Existen algunos de liberación lenta, con micronutrientes adicionales que se encuentran dando muy buenos resultados.

Pero ¿cómo aportamos el fertilizante adecuadamente? Ya hemos visto, en entradas anteriores, la cantidad de abono o de fertilizante que debemos repartir. Para aportar de manera adecuada el mismo, es importante que sepamos, cuántos metros cuadrados tiene la superficie del césped de nuestro jardín. Si ya conoces lo que debes aplicar por metro cuadrado, pues entonces será más fácil saber el total de producto necesario.

Es importante que tengas en cuenta que el abonado, debe realizarse después de haber cortado el césped. Los granos de abono pueden distribuirse con la mano, es decir al voleo, o con unos carritos especiales que se utilizan para esta actividad. Debes procurar repartir la dosis, lo más uniformemente posible, tratando que en unos sitios no caiga mucho producto y en otros poco, ya que podrían producirse quemaduras o sobre crecimiento.

Es imprescindible un riego copioso después de haber abonado para que puedas disolver parte de las bolitas de abono y evitar posibles quemaduras del césped.


Escribe un comentario