Agricultura Ecológica

Seguramente habrás escuchado o leído, que el cultivo industrializado, tiene un impacto, muchas veces negativo para nuestro medio ambiente, así como también supone riesgos para la fauna y para la salud de nosotros los seres humanos. Debido a esto, desde hace ya un par de años, se ha dado un giro a esta forma tradicional de producir, basada en el respeto al medio ambiente, pero que al mismo tiempo sea compatible con el desarrollo ecológico. Estamos hablándoles de la agricultura ecológica.

Desafortunadamente, todavía, y a pesar de las campañas para cuidar nuestro medio ambiente, un pequeño porcentaje de los productos agrícolas y ganaderos que encontramos a la venta en supermercados o tiendas, llevan la etiqueta de “productos ecológicos”. Sin embargo, poco a poco, van creciendo los consumidores que van valorando esta actividad y van pidiendo más y más estos productos que concientizan a todas las personas.’

Es importante que conozcamos algunas de las características de la agricultura ecológica, para que podamos apreciar su importancia, y empecemos a elegir los productos “ecológicos” sobre los productos comerciales que nos suelen vender.

Primero que todo, la agricultura ecológica no utiliza productos fitosanitarios de síntesis, es decir, no utiliza insecticidas, acaricidas, fungicidas, herbicidas, o cualquier otro tipo de plaguicidas químicos que pueden traer a la larga ciertos riesgos e inconvenientes como por ejemplo, el alto nivel de toxicidad para nosotros los seres humano y la fauna y flora.

Cabe destacar,  que los plaguicidas poseen diferentes grados de toxicidad para el ambiente. Una característica es su plazo de seguridad, es decir, que hay que esperar desde el momento en que se aplica el producto hasta consumirlo.  Sin embargo este plazo se encuentra en manos del agricultor seguir el tiempo y ser suficientemente responsable para cumplir los plazos.


Escribe un comentario