Antorcha plateada, el cactus de espinas blancas

Cleistocactus strausii

Cleistocactus strausii es el nombre científico de un cactus muy particular cuyo nombre vulgar no es otro que Antorcha de plata, en referencia a los pequeñas espinas blancas que se asoman en toda la planta.

Este cactus vive silvestre en dos lugares de Sudamérica: Tarija, en Bolivia, y la región Norte de la Argentina. Se trata de un cactus ideal para combinar con otros y crear un delicado contraste debido al color grisáceo que adquiere cuando el verde base se combina con las espinas blancas.

Morfología

La Antorcha plateada es un cactus de tallos erectos y delgados, que presentan un diámetro de entre 3 y 6 cm aunque pueden llegar a los 2 metros de altura. Hablábamos de las espinas que le dan personalidad. Las mismas se asoman en todo el cuerpo del cactus, desde la base hasta la cima, y las hay de dos tipos. Unas son delgadas y blancas, similares a las cerdas de un cepillo, y se encuentran en las areolas. Las otras son 4 espinas amarillas que alcanzan hasta 4 cm de longitud.

Además de las espinas, el Cleistocactus strausii se destaca por sus flores, que son alargadas y tubulares, abiertas en uno de sus extremos. Además, son de un color carmín que contrasta mucho con el color del resto de la planta.

Cactus Antorcha de plata

Lo mejor para este cactus

En el Norte argentino, de donde la Antorcha Blanca es originaria, la planta se adapta en forma natural a las variaciones climáticas propias de esta región: días cálidos y secos, noches frías. Por eso es que es un tipo de cactus que soporta las bajas temperaturas, resistiendo un termómetro de hasta -15 grados centígrados. Sin embargo, esto no ocurre con la exposición solar. Como todo cactus, necesita de la luz plena.

El suelo no será un problema para el Cleistocactus strausii pues tampoco presenta problemas de adaptación, pudiendo acomodarse sin inconvenientes en suelos áridos y pobres. Lo mismo ocurre con el riego pues puede pasar largos períodos de sequía y valerse del agua acumulada.

Lo que si es bueno es contar con un espacio amplio o una maceta generosa pues las raíces de este cactus necesitan de cierta superficie para expanderse. También se recomienda realizar un abonado cada verano para así ofrecerle más nutrientes a la planta.

Cactus Cleistocactus strausii


Categorías

Cactus, Plantas

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario