Aprende a diseñar un jardín japonés

Uno de los jardines que más éxito han ido teniendo durante los últimos años, son los jardines japoneses. La principal característica de estos jardines, es que son jardines cerrados, muy aislados del exterior, por ende de la calle, para que puedan tener ese aire tranquilo que los hace tan peculiares.  Es importante destacar, que en las casas japonesas, estos jardines suelen estar ubicados en el medio,  tratando de semejar un mundo totalmente aparte.

Existen algunos elementos que son imprescindibles para tener en este tipo de jardines, como por ejemplo las rocas, que son una de las base de estos lugares, además se suelen utilizar aquellas de origen volcánico, de diferentes tamaños y formas, para que le den al jardín un aspecto más natural y original al mismo tiempo.

De igual forma, si quieres diseñar un jardín con las características de un jardín japonés, deberás seguir algunas normas y utilizar algunos elementos para conseguir un lugar perfecto. Por ejemplo el Iwakura, es el lugar donde irán las rocas, que se atan con cuerdas para delimitar el espacio que están ocupando, y deben ser colocadas de forma natural para que parezca que están ahí como naturalmente estarían ubicadas.

Para delimitar el espacio del jardín, debes utilizar láminas de brezo o de bambú, setos o cualquier otro material natural. Recuerda que el jardín japonés quedará como si fuera una isla en medio del espacio, si queda muy bien delimitado, y te permitirá utilizar el resto del espacio para crear otros tipos de jardines.  Otro aspecto muy importante es la grava, que deberá ser de color blanco y deberá ser rastrillada para que se formen ondulaciones como si fuera una especie de camino.

En cuanto a las plantas, las que más se utilizan en este tipo de jardines son el bambú, la azalea, el arce japonés, los helechos, los lirios, entre otros. De igual manera puedes utilizar musgo sobretodo en aquellas áreas muy húmedas para que se mantenga en muy buen estado.


Escribe un comentario