Árbol de Navidad. ¿natural o artificial?

Araucaria Excelsa

Araucaria Excelsa

¿Qué es más ecológico, un árbol de Navidad natural o artificial? Difícil respuesta. Hay diversidad de opiniones al respecto. Lo que sí es cierto, al igual que sucede con la Flor de Pascua, es que a menudo empleamos seres vivos, como el árbol de Navidad, como si fueran objetos decorativos inertes. Los sometemos a unas condiciones totalmente adversas para su supervivencia (calefacción, altas temperaturas, bombillas en sus ramas, rociado de espumas artificales simulando nieve…) y luego, bien pretendemos de forma absurda que continúen vivos en una maceta, bien los tiramos al contenedor de basura donde, ya muertos o exhaustos, ni siquiera se pueden reciclar como abono orgánico.

Pero entonces, ¿qué hacemos?, ¿compramos un árbol de Navidad artificial, fomentando la continuidad de la industria plástica que tanto contamina? El colmo de esta opción es cambiar anualmente el artificial de plástico. Por lo menos, que nos dure muchos años. ¿Y la opción de un árbol de Navidad de cartón? Quizá sea la mejor, pero todavía no está muy extendido su uso, e imagino que habrá quien no quiera cambiar la estética habitual de su árbol. Analicemos las opciones más respetuosas dentro de cada elección. Hoy, el árbol de Navidad natural.

Para el que opte por un árbol natural, jamás debe extraer este árbol de la Naturaleza, ni cortar una rama de un pino que crece en el monte. Eso es una barbaridad innecesaria, un expolio a la Naturaleza por una causa nimia.

Quien desee tener un abeto, que recurra a viveros especializados que desarrollan plantaciones del mismo, y al menos, actúan estas plantaciones como pequeños pulmones naturales alrededor de las zonas urbanas.

Dentro de la opción natural, hay tres posibilidades:

Árbol que no vivirá, sin raíces

Desde la plantación se arranca un ejemplar con pocas raíces o talado a ras del suelo. Su supervivencia se limita a las fiestas navideñas. Es un árbol de “usar y tirar”.

Si te decides por esta opción, al menos, no lo tires al contenedor cuando acabe la Navidad. Llama a tu Ayuntamiento. Muchos prevén su recogida para poderlos reciclar como abono orgánico.

Árbol con posibilidad de supervivencia

Las posibilidades de superviviencia posterior de un árbol de Navidad son escasas. No nos engañemos. El árbol se somete a condiciones muy duras en el entorno hogareño. Hay que tener en cuenta que en su hábitat natural está en torno a los 0º.

En cualquier caso, si queremos intentarlo, el Colegio de Ingenieros de Montes nos indica que las especies más adecuadas son el abeto del Cáucaso o de Normandía (Abies nordmanniana) y el abeto rojo (Picea abies). El primero procede de Asia Menor, Grecia y Cáucaso y en España se utiliza como especie ornamental en parques y jardines. Puede alcanzar hasta 25 metros de altura. El abeto rojo procede del Norte y Centro de Europa y se ha utilizado en repoblaciones en los Pirineos y Navarra. También se planta en parques y jardines. Puede llegar a medir 50 metros.

Por supuesto, para intentar su supervivencia posterior, habrá que cerciorarse de que el árbol está vivo y tiene un buen cepellón (parte inferior del árbol que reúne a las raíces y a una buena porción de tierra).

El mismo Colegio Oficial señala que tanto el abeto blanco (Abies alba) como el pinsapo (Abies pinsapo) son especies que no debemos adquirir para nuestros hogares, por ser muy delicadas e incluso estar protegidas en algunas comunidades autónomas. El abeto blanco lo podemos encontrar en los Pirineos y el pinsapo, en serranías de la provincia de Cádiz y Málaga a partir de 1.000 metros de altitud.

En casa, cuídalo. Que la maceta sea lo suficientemente grande para sus raíces, que disponga de tierra orgánica, riégalo una vez por semana, ponlo en un lugar luminoso, proporciónales centilación natural al menos una vez al día y aléjalo de las fuentes directas de calor. Evita colgarle lucecitas y rociarlo con espuma, nieve artificial o similar.

Con posterioridad a la Navidad, algunos ayuntamientos recogen los árboles vivos para replantarlos en su vivero. Puedes enterarte si el tuyo dispone de ese servicio.

Si quieres realizar tú mismo la replantación, en tu jardín si dispones de él, o en el monte, trasládalo a un lugar húmedo y con sombra, y realiza un trasplante profundo, de forma que todas sus raíces queden bajo tierra. Riégalo, ese primer riego es importante.  Y no estaría de más un par de visitas con la familia las siguientes dos semanas para ver su evolución, regar y añadir tierra si lo ves necesario. Al fin y al cabo, es vuestro árbol de Navidad. Puede ser una bonita actividad en familia.

Planta tipo árbol, en maceta, que conservaremos en casa

Esta opción es la que mayor garantía de supervivencia ofrece, siempre y cuando observemos los detalles básicos de: luminosidad, alejamiento de las fuentes directas de calor, no rociar con productos artificiales, riego semanal.

Desde infojardín, nos recomiendan la Araucaria excelsa, con aspecto similar al abeto, que aguanta mejor las condiciones de interior y vive en maceta.

Cuando vayas a comprarla, comprueba si ha sido enmacetada recientemente o no. Para ello, tira de ella, debe mantenerse el cepellón en la tierra, no salir fácilmente con el tirón (suave) del tronco. Si es así, la planta lleva ya en amceta un tiempo y las ríces mantienen compacto el cepellón. Su supervivencia es, por tanto, más fácil.

Una vez en casa, riégala cada tres días, aléjala de la calefacción y del calor de las bombillas (no le cuelgues las típicas luces), humedece sus hojas con un pulverizador y garantízale ventilación diaria sacándola una shoras al exterior o abriendo las ventanas por la mañana.

Una vez pasada la Navidad, trasplántala a una maceta mayor con drenaje. Consulta sus cuidados habituales y consérvala para poder disfrutarla durante el año y que vuelva a convertirse en vuestro árbol la próxima Navidad.

Y mañana, arboles artificiales para Navidad

Más información: Flor de Pascua, cómo sobrevivir a la Navidad


Un comentario

  1.   teresita guzman dijo

    Bendiciones, favor me puede ayudar diciendome como puedo hacer para que los arboles se hagan enanos, cual es la tècnica a seguir, muchas gracias Terita

Escribe un comentario