Arbustos con flor para jardín

Hibiscus Andersonii

No hay nada como ir a nuestro rincón verde favorito y disfrutar de la amplia gama de colores que se encuentran en el lugar, ¿verdad? De buen seguro una gran cantidad de esas flores desprenden, además, un aroma muy agradable.

Si te ha quedado algún rincón sin diseñar, o si por el contrario quieres incluir en tu lista de plantas otras con flores igual de espectaculares a las que ya tienes, echa un vistazo a nuestra selección de arbustos con flor para jardín.

Grevillea

Grevillea banksii

Grevillea banksii

Las Grevillea son unos arbustos de flores muy curiosas, tal y como puedes ver en la imagen. Con una altura de 3 metros, y unas hojas perennes similares a las que tienen los tejos, crecerán de maravilla en jardines con clima templado, pudiendo soportar también temperaturas altas (35ºC) siempre y cuando tengan el sustrato húmedo, pero no encharcado.

Rosal

Rosal

¿Qué decir de los rosales? Son los arbustos con flor por excelencia. Amantes de la humedad, darán mucha vida a cualquier rincón. Lo único que necesitan es mucha luz (preferentemente directa), y humedad. Los tienes mini, ideales para maceta, o los de porte alto, que pueden crecer hasta un metro de altura.

Callistemon

Callistemon citrinus

Callistemon citrinus

El Callistemon es un arbusto grande o arbolito que puede medir 5 metros de altura. Tiene hojas perennes, y unas flores muy bonitas de color rojo que aparecen durante el verano. No es exigente en cuanto a suelo, pero sí que hay que tener en cuenta que no soporta temperaturas muy bajas. Pero eso no supone un problema: durante los meses más fríos, en los que la temperatura baje de los 5 grados bajo cero, puedes tenerlo decorando el interior de tu hogar.

Hibiscus

Hibiscus

Terminamos con los Hibiscus, unos arbustos con flores multicolor. Según la variedad, las puede tener lilas, rojas, rosas, naranjas, amarillas… En fin, ¡hay de muchos colores! Y puede ser realmente difícil escoger uno. De hecho, te recomiendo lo siguiente: si te gustan unas cuantas, combínalas. ¡Verás lo bien que queda! Durante el verano y hasta casi el final de otoño, podrás disfrutarlas. El único inconveniente es que no les gusta mucho el frío: temperaturas inferiores a los 2 grados bajo cero les pueden causar graves daños. Pero, igual que en el caso del Callistemon, se pueden tener en interior durante el invierno.

¿Conoces otros arbustos con flores?


Escribe un comentario