Bellezas del verano: flores del Árbol de Júpiter

Lagerstroemia indica

Desde China se introdujo en Europa allá por el siglo XVIII nuestro protagonista de hoy. Un arbusto o pequeño árbol caducifolio que florece en verano… y ¡¡de qué manera lo hace!! Es sin duda una buenísima opción si se quiere tener una planta que, además de tener una hojas y un porte muy elegante, brotan de él tal cantidad de flores que hace que, la estación más cálida del año, en realidad parezca primavera.

Si quieres saber más sobre el Árbol de Júpiter el cual se puede tener tanto en la terraza como en el jardín, y cuyo nombre científico es Lagerstroemia indica, sigue leyendo.

Lagerstroemia

El Árbol de Júpiter puede crecer hasta una altura aproximada de ocho metros. Tiene un crecimiento medio/rápido dependiendo del clima (será más lento si el clima es cálido). Es resistente a las heladas ligeras y al calor; dos características que hacen que pueda encontrarse en jardines de climas muy diversos siempre y cuando las cuatro estaciones se puedan diferenciar bien. El único ”inconveniente” es que crecerá correctamente sólo en terrenos ácidos, en el resto de terrenos deberá de cultivarse en maceta o bien haciendo un agujero profundo (de 1x1m como mínimo) para rellenarlo con tierra para plantas acidófilas. Deberemos de ubicarlo a pleno sol.

Admite bien la poda, algo que nos ayudará enormemente si queremos (o debemos) tenerlo en maceta.

Lagerstroemia indica en otoño

En otoño sus hojas se vuelven de un color rojo precioso, como puedes ver en la foto superior. Para conseguir este precioso traje otoñal del Árbol de Júpiter, será imprescindible que lo reguemos frecuentemente, sobretodo en verano y especialmente si lo tenemos en maceta. Igual de recomendable es abonarlo bien con un abono para plantas acidófilas si el terreno no es el ideal, o bien con un abono orgánico en caso contrario.

Este es un árbol ideal para tener como ejemplar aislado, pues todo él es ornamental: sus preciosas flores de color rosa en verano, las hojas de color rojo en otoño, la corteza del tronco… Si quieres darle color a tu jardín, el Árbol de Júpiter no te defraudará.


Escribe un comentario