Beneficios y cuidados de los jardines orgánicos

Cada día son más las personas que se decantan por tener en casa un jardín orgánico, ya que además de contribuir a la naturaleza, se le pueden sacar muchos más beneficios que un jardín común y corriente.  Como ya lo sabemos y hemos mencionado en diferentes ocasiones, uno de los aspectos más importantes de cada jardín son las flores, para que además de lucir más hermoso, contribuyan al buen estado del jardín y disfrutar de los beneficios que estas nos tienen.

Pero, seguramente se estarán preguntando ¿por qué hablamos de un jardín orgánico y luego hablamos de flores? Bueno, por si no lo sabias, las flores pueden ayudar a que tu suelo sea orgánicamente más saludable, ya que enriquecen con microorganismos benéficos el suelo, ayudando a que las plantas se fortalezcas y puedan combatir cualquier tipo de enfermedad o plaga, sin necesidad de utilizar insecticidas. De igual manera, al conseguir plantas más sanas, podremos conseguir flores de mejor calidad, lo que hará aumentar su resistencia y crear una cadena en donde todos nos beneficiamos.

Como ya ustedes lo saben, una de las características de los jardines orgánicos es que no utilizan insecticidas ni productos químicos para su mantenimiento, lo que nos permite tener insectos y otro tipo de animalitos que van a ayudar a combatir a algunas plagas de manera natural. Sin embargo, algunas plagas como los hongos y el moho, no pueden ser combatidas de esta manera, pero no se preocupen, utilizando un poco de compost natural lograrás eliminarlos.

Lo más recomendable es que cultives diferentes especies cada año, para que tanto el suelo como los ejemplares que siembres se mantengan mucho más saludables. Recuerda tener cuidado con el riego y el exceso de agua, ya que un riego indiscriminado puede atraer otras enfermedades que no se podrán combatir de manera natural.


Escribe un comentario