Bonsái de Ficus microcarpa, consejos sobre su cultivo

Bonsái de Ficus microcarpa

Una de las especies de árboles más recomendadas para todos aquellos que quieren sumergirse en el mundo del Bonsái es el Ficus microcarpa. Los Ficus, por lo general, son plantas ya de por sí resistentes, que toleran la poda, incluso la más drástica. Pero hay alguno que otro que es muy sensible al frío; en cambio, el F. microcarpa soporta temperaturas un poco debajo de los 0 grados, por lo que en climas templados-cálidos se puede tener en el exterior durante todo el año.

Pero claro, no es suficiente con ubicarlo en la mejor zona del patio para que crezca bien, sino que además será necesario darle una serie de cuidados. ¿Cuáles son? Los que te voy a decir a continuación.

Ficus microcarpa

Aunque pequeño, el bonsái de Ficus microcarpa no deja de ser un árbol. Los árboles, y de hecho, todas las plantas, deben de estar siempre situadas en el exterior, a menos que el clima hibernal sea demasiado frío para ellas. Por supuesto, hay especies que se pueden cultivar en el interior del hogar durante todo el año, como las etiquetas en los viveros como ”Plantas de Interior” (Calathea, Dypsis lutescens, helechos, etc.). Pero para que nuestro protagonista pueda crecer sin problemas, es muy recomendable que se tenga en una zona exterior muy luminosa, pero protegida del sol directo y de las corrientes de aire fuertes.

El riego tendrá que ser frecuente, una vez cada 2 días en verano, y cada 4-5 días el resto del año. Para regarlo, podemos hacerle unos cuantos agujeros a un tapón de una botella de plástico, ponérselo a la misma, y regar. Así el agua saldrá con la intensidad adecuada.

Ficus microcarpa

Otro punto importante del cual no podemos olvidarnos es el de la poda. Las podas de formación, es decir, aquellas con las que pretendamos darle un diseño y un estilo definidos al árbol, se realizarán a finales del invierno, enseguida que el riesgo de heladas haya pasado. Por otra parte, el pinzado se puede hacer durante toda la temporada. Para ello dejaremos crecer 4-8 pares de hojas, y quitaremos con unas tijeras 2-4.

El alambrado en los Ficus no suele ser necesario, pero si consideras que hay alguna rama que no crece en la dirección que toca, puedes alambrarla en primavera, intentando que la distancia entre giros sea siempre la misma. Ve revisándola de vez en cuando para evitar que el alambre penetre en la rama, dejándole marca. A los tres-cuatro meses, es aconsejable retirárselo.

Con estos consejos, tu bonsái de Ficus microcarpa se verá espectacular 😉 .


Categorías

Bonsais

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario