Calidad de Agua y Abonado de Orquídeas

Al cultivar esta hermosas y peculiares flores, es importante que tengamos en cuenta la calidad de agua que utilizamos para el riego y el abonado o fertilización que usamos para mantenerlas nutridas y en buenas condiciones.

En cuanto a la calidad de agua, es muy importante que no utilices ninguno de los siguientes tipos de agua:

  • Salinas: este tipo de agua puede llevar sales disueltas en exceso. Por lo general las aguas que se encuentran contenidas en pozos suelen tener este tipo de problemas que aparece como eflorescencias blancas en los bordes de las macetas o en los contenedores donde se encuentra la planta.
  • Calcáreas: las aguas con exceso de cal, tampoco es buena para regar las orquídeas, ya que puede terminar dañando la flor de la planta. Si para ti es imposible regar tus orquídeas con agua de lluvia, te recomiendo que añadas una cucharada de vinagra por cada 5 litros de agua, y luego  riega cada una de tus plantas con esta preparación.

En relación con el abonado y el uso de fertilizantes, es importante que utilices los productos que son formulados especialmente para este tipo de plantas. Recuerda que este tipo de plantas, viven agarradas a los árboles , por lo que un exceso de fertilizantes podría quemar la flor, las hojas e incluso llegar a matar la planta.

Te recomiendo que utilices un plan de abonado general y muy practico que consiste en abonar una vez al mes, durante los meses de febrero y julio (en el hemisferio norte) y entre agosto y enero (en el hemisferio sur). El resto de año, es importante que evites aplicar cualquier tipo de producto para evitar el exceso de abono y de fertilizante.


Escribe un comentario