Castaño de Indias, un árbol perfecto para protegerse del sol

Flores del Aesculus hippocastanum

¿Pasando calor? Seguramente te apetezca protegerte del sol bajo un gran árbol, ¿verdad? Nosotros te vamos a proponer que lo hagas bajo la sombra de un Castaño de Indias. Un árbol de hoja caduca que lo tiene todo: flores hermosas, hojas muy elegantes que se visten de amarillo en otoño, y sobretodo, es muy resistente al frío pudiendo soportar heladas moderadas sin dificultad.

Conozcámoslo más a fondo.

Castaño de Indias

El Castaño de Indias, cuyo nombre científico es Aesculus hipposcastanum, es un árbol imponente de hoja caduca que crece hasta una altura de, ni más ni menos, 30 metros. Su copa es igualmente impresionante, ocupando una superficie de 2 o 3 metros cuadrados dependiendo de las condiciones de cultivo. Debido a sus características, es ideal como ejemplar aislado en amplios jardines que disfruten de un clima templado.

Es originario de Europa, concretamente de los Balcanes, donde habita regiones donde las temperaturas no son extremas (es decir, que se mantienen entre los 20 y 30 grados en verano, y alrededor de los 10º en invierno con heladas que pueden ser de hasta los -5ºC). Si bien estas son las condiciones de temperatura preferidas para el árbol, si vivimos en un clima más cálido (he podido comprobar que soporta bien -sin daños- los 36º) podemos mejorar su resistencia a la calor si usamos un sustrato poroso, como puede ser por ejemplo 70% akadama y 30% turba negra.

Aesculus hippocastanum

Este es un árbol que quiere riegos frecuentes, especialmente si usamos la mezcla de sustratos antes mencionada, ya que no resiste la sequía. Así, regaremos unas 2-3 veces en verano en climas muy calurosos (con 2 veces por semana será suficiente si el clima es más bien fresco y húmedo), y entre 1-2 cada siete días el resto del año.

Si bien no es muy exigente, hay que tener en cuenta que en terrenos arcillosos, con un pH alto, sus hojas pueden mostrar síntomas de clorosis, por lo que es muy necesaria darle una vez cada 15 días quelatos de hierro, o abonarlo con un abono específico para plantas ácidas siguiendo las recomendaciones que indique el envase.

¿Qué te ha parecido el Castaño de Indias?


Escribe un comentario