Cinco maneras rápidas de proteger tu jardín en invierno

Passiflora

Las heladas pronto llegarán, lo cual significa que plantas como las Impatiens se verán pronto como puré de manzana, o que las flores de las fantásticas enredaderas como la Passiflora pronto caerán. Pero, éste no es el único problema. No sólo se verán feas las plantas más delicadas, sino que el clima frío trae consigo otras consecuencias.

He aquí cinco consejos rápidos para proteger a tu jardín en los días venideros.

Consejo número 1 – Resguardar las plantas delicadas en interior

Plantas de interior

Si vives en una zona donde se producen heladas, no esperes a resguardar las plantas tropicales y semi-tropicales que has podido disfrutar fuera, como por ejemplo: buganvillas, helechos, clivias, plumerias, y similares. Sólo es necesaria una sola noche de heladas para que la mayoría de estas plantas estiren la pata.

Es importante rociar primero con aceite para hortícolas o jabón insecticida para asegurarse de que no llevan consigo plagas o huevos. Una vez en interior, las colocaremos en un lugar con mucha luz, toda la que sea posible. No te preocupes si las hojas se vuelven amarillas y/o caen rápidamente. La luz tenue del interior significa que la planta no las necesita ahora.

No abonar estas plantas hasta primavera. Deberemos ser muy cuidadosos con los riegos: en invierno crecen más lentamente y no necesitan tanta agua.

Consejo número 2 – Proteger las macetas de barro

Maceta de barro

Las macetas de barro absorben y liberan el agua -como si respirasen-. Es por ello por lo que las plantas crecen tan bien en ellas. Pero en invierno, cuando hiela, la maceta se congela, lo cual facilita que se desarrollen grietas con el tiempo se convertirán en grandes grietas que nos obligarán a tirar dicha maceta por haber quedado inservible.

Por ésto, deberemos meterlas en interior o almacenarlas fuera en un lugar seco, donde no se mojen.

Consejo número 3 – Apagar el sistema de riego

Sistema de riego

Seguramente has tenido el sistema de riego en automático todo el año. Pero lamentablemente julio quedó atrás, y tanto las plantas como el césped no necesitan tanta agua como antes, y si el sistema de riego está en marcha cuando el termómetro cae bajo cero, a la mañana siguiente te despertarás en un jardín similar a la sorprendente Siberia, o peor aún (¡es broma!, pero sí que puedes perder muchas plantas así).

Consejo número 4 – Limpiar la huerta

Huerto

Sí, lo sé. Sales una mañana para encontrar tomates blandos, pimientos, calabazas, y pepinos que empiezan a estar tristes, que no terminan de crecer. Cuando ya llega el frío lo más recomendable es quitar todas estas plantas, ya que el frío hará que se llenen de plagas las cuales pueden hacer mucho daño al resto de tus plantas.

Por ello, es aconsejable disfrutar de estas plantas en verano, y ahora en invierno arrancarlas y usarlas como compost.

Consejo número 5 – Proteger a las plantas con mulching

Mulching

¿Quién de nosotros no ha intentado engañar a la madre naturaleza por querer tener plantas que están un poco al límite en nuestra zona? Estoy hablando de la oreja de elefante, calas, amarillys, lantana, gladiolos, cannas, agapanthus, y así sucesivamente. Una manera de conseguir que las plantas sobrevivan al invierno es retirar todas las hojas secas y tallos, y ponerles alrededor mulching (protegiendo el sistema radicular).

El mulching puede estar compuesto por paja de pino, paja, o corteza de tierra.

Con estos consejos, esperamos que tus plantas sobrevivan al invierno sin problemas.

Fuente – Daily South

Imagen – Jardín Plantas, Hogar Útil, Slow food

Más información – El acolchado


Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario