Cola de caballo, planta de ribera para tu estanque

Cola de caballo

¡Hola! En esta ocasión voy a hablarte de una planta que excepcional: rústica, fácil de cuidar, de crecimiento rápido… y, además, ¡es perfecta para tener en el estanque o en maceta!

¿Quieres saber cómo se cuida la cola de caballo? Vamos a ello.

equisetum

La Cola de caballo pertenece al género Equisetum de la familia de las equisetáceas. Es originaria del hemisferio norte, encontrándose en gran parte de zonas húmedas de la península ibérica y del archipiélago balear. Es por ello que debe de vivir cerca de estanques o, si está en maceta, ser regada frecuentemente para evitar que se seque.

Esta planta tiene forma arbustiva, con una altura de uno o dos metros. Las hojas son filamentos delgados de un color verde muy llamativo, y el tallo presenta anillos de color marrón oscuro.

Su ubicación ideal será a pleno sol, pero puede vivir en zonas con algo más de sombra, o en interior con mucha luz (natural). Si decides tenerla para decorar tu hogar, ponle un plato debajo del tiesto y manténlo siempre lleno; así, al mismo tiempo que la planta obtiene toda el agua que necesita, la humedad ambiental alrededor de ella será más alta, algo que ayudará a que se desarrolle correctamente.

Como sustrato se puede utilizar tierra para jardín como turba universal o compost.

Equisetum telmateia

La cola de caballo es muy práctica: no sólo te servirá para decorar tu jardín u hogar, sino que también podrás utilizarla para prevenir plagas y enfermedades de tus otras plantas.

Por cierto, ¿sabías que tiene propiedades medicinales? Sí, sí, desde hace mucho tiempo que la humanidad la utiliza por sus efectos diuréticos. Y por si fuera poco es cicatrizante y hemostático.

Así pues, si andas buscando una planta ”para todo”, y que sea económica, la cola de caballo será tu mejor opción.


Escribe un comentario