Como ahorrar agua durante el riego

Riego

Muy temprano en las mañanas, las veredas de mi barrio se humedecen con el agua de las mangueras que se ocupan de eliminar la suciedad. Es curioso pero en una época de conciencia ambiental, los dueños de las casas siguen lavando las veredas con agua sin medir las consecuencias.

Lo mismo ocurre cuando riegan sus jardines pues entonces abren el grifo y riegan con la manguera desperdiciando cientos de litros de agua. Lo cierto es que al realizar las tareas de jardinería hay que prestar atención al riego pues con algunos recaudos es posible sacar el mejor provecho del agua.

El agua es vital para el desarrollo de las plantas pero de acuerdo a la época del año ellas presentan diferentes necesidades y así es como hay que revisar el procedimiento de riego para evitar que ciertas zonas se inunden y otras queden demasiado secas en nuestros jardines. De esta forma, las plantas recibirán la medida justa de agua al tiempo que realizaremos un consumo sostenible.

Antes de comenzar a regar, ten en cuenta el clima y el suelo del lugar en el que vives pues la evaporación es mayor o menor en relación a estos dos factores. Por ejemplo, un suelo arcilloso retiene el agua y por eso necesita más riego que uno arenoso. Además, puedes estudiar las características de tus plantas, árboles y arbustos pues cada especie tiene diferentes necesidades y al conocer a fondo cada una de ellas sabrás cuáles regar a diario y cuáles necesitan un riego moderado. En este sentido, siempre se recomienda realizar un riego manual pues con él no corres el riesgo de regar sin diferencias al tiempo que se consigue un importante ahorro de agua.

En el verano, riega por las noches para que el agua no evapore tan rápido y las plantas permanezcan hidratadas durante más tiempo. Por la misma razón, evita regar en las horas de mucho sol.

Siempre hay que regar directo sobre las raíces no sobre las hojas pues ellas no necesitan del agua. Además, en este caso la evaporación del agua es más rápida.

Además, es importante saber que tanto en el caso de las plantas como del césped durante los primeros años necesitan de un mayor riego pero cuando ya están establecidos y maduros pueden tolerar mejor la falta de agua y, en algunos casos, bastará con el agua de lluvia, para satisfacer sus necesidades.

Más información – Pensar el riego…antes de regar las plantas


Categorías

Jardinería

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario