Cómo cuidar las azaleas

Azalea flor roja

¿Alguna vez te has preguntado cómo se cuidan estos preciosos arbustos de flores llamativas conocidos popularmente como azalea? Si te gustaría tener una en tu jardín, pero no sabes qué cuidados necesita, te lo contamos todo en este artículo. Son arbustos muy ornamentales que toleran bien la poda, y que por lo tanto, se pueden utilizar como setos, o incluso como bonsái.

Son muy agradecidos, tanto es así que brotan una gran cantidad de flores, y éstas duran varios meses, haciendo que el jardín se vea espectacular ya desde el comienzo del año.

Azalea

O lo que es lo mismo, en primavera se ven como las de la foto. Bonita, ¿verdad? Con estos arbustos llenos de flor, ¿a quién no le gustaría pasar por un camino en el que a ambos lados hubiese azaleas? Como decíamos, son plantas que después del invierno y en otoño se visten de colores, los cuales pueden ser rojo como el de las plantas que se muestran en la foto superior, blancas o rosas.

Son originaria del continente asiático, concretamente de China y Japón, en donde también se empezaron a trabajar como bonsái, gracias al reducido tamaño de sus hojas. Las azalea son plantas a las que les gusta la humedad, tanto en el sustrato como en el ambiente. Un clima seco hará que las puntas de sus secas se quemen, se vuelvan marrones; por ello se recomienda pulverizarlas de vez en cuando con agua destilada, de lluvia o de ósmosis o bien colocar un vaso con agua alrededor.

Azalea Nanjing

Deberemos plantarlas en un suelo (o sustrato) ácido, pues no tolera el calcáreo, en un lugar en el que tenga mucha luz, pero sin sol directo. En climas frescos o templados, en los cuales el sol no es fuerte, sí que le puede dar un poco directamente, pero es más recomendable ponerla en semisombra para evitar que las hojas se quemen. Igualmente, el agua de riego también deberá de tener un ph bajo; es decir, deberemos regarla con agua de lluvia, del grifo si es potable, o con algunas gotas de limón en el caso de que el agua del grifo que tengamos no se pueda usar para consumo.

Se debe abonar desde primavera hasta otoño (o finales de verano en climas fríos) con un abono especial para plantas ácidas, o bien con un abono orgánico., para ayudar a que la planta crezca fuerte y sana.

Con estos consejos, esperamos que disfrutes de tu azalea durante muchos años.


Escribe un comentario