Cómo cuidar las hojas de las plantas II

Hojas II

Mantener las hojas de nuestras plantas sanas y brillantes es una de las principales tareas de la jardinería. Por eso seguimos dándote una serie de consejos sobre cómo cuidar las hojas de las plantas, para que puedas detectar y tratar problemas a tiempo.

Muchas veces las hojas se secan completamente y las que están más cerca de las raíces comienzan a caer. Esto nos indica que estas plantas necesitan temperaturas más bajas.

Cuando el aire frío es el problema los bordes se vuelven marrones. También puede suceder que el ejemplar esté colocado en medio de una corriente de aire o cerca de una ventana y eso hace que las hojas se pongan amarillas y se caigan.

Otra posibilidad, al notar que las puntas y los bordes se secan, es que haya un exceso en el uso de fertilizantes que queme la planta.

Si notas que una de tus plantas está saludable pero no crece en volumen y floración, en ese caso lo más probable es que las raíces estén muy apretadas por falta de espacio y necesiten una maceta más grande.

La mayoría de las especies que cultivamos dentro de nuestras casas son de climas tropicales, de ambientes con temperaturas muy constantes a lo largo del año. Por eso el cambio de clima las afecta y provoca que se caiga su floración.

Otro proceso natural, como el de la temperatura, es el envejecimiento de las hojas: muchas veces las hojas inferiores se ponen viejas y hay que quitarlas para renovarlas.

Siguiendo todos estos consejos las hojas de tus plantas lucirán sanas y brillantes durante todo el año.

Más información – Cómo cuidar las hojas de las plantas

Foto – Infojardín


Categorías

Jardinería

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Ruth S.Sainz dijo

    ¿Me podríais decir por favor que le ocurre a la hoja de la primera foto? Ese mismo problema lo he tenido en alguna planta, y este año por suerte sólo lo he visto en una “hierba improcedente”. Os lo agradecería.

Escribe un comentario