Cómo cuidar las plantas en primavera

Magnolio

Después de tres meses como poco, de inactividad, nuestras plantas comienzan a despertar mostrándonos sus bellas flores y reanudando su crecimiento tras el duro invierno que acabamos de dejar atrás. Tenemos por delante una de las estaciones que más ocupados nos tendrá, y es que las temperaturas van subiendo y, casi sin darnos cuenta, estamos más pendientes de nuestro paraíso vegetal.

¿Quieres saber cómo cuidar las plantas en primavera? Pues sigue leyendo y este año conseguirás tenerlas de ensueño.

Dalia

Como no todas las plantas necesitan los mismos cuidados, vamos a dividirlas por tipos y, así, nos resultará más fácil darles lo que realmente necesitan para mostrarse espectaculares:

Árboles y arbustos

Los árboles y arbustos pueden tardar aún un poco en despertar, especialmente si son de hoja caduca o si el invierno ha sido realmente frío. Aún así, si en tu zona las temperaturas máximas empiezan a superar los 15 grados, puedes darles abono -preferiblemente de origen natural como el humus de lombriz o estiércol- para ayudarles con la brotación. Asimismo, también debes ir aumentando poco a poco la frecuencia de riego.

Y, por cierto, si tienes ganas de plantar alguno en tu jardín, o si alguno necesita una maceta mayor, ahora es cuando puedes hacerlo sin tener que correr ningún riesgo.

Palmeras

Las palmeras son unas plantas que también pueden no mostrar ninguna señal de crecimiento hasta que no pasen una o dos semanas más, cuando el termómetro empiece a marcar temperaturas de 20 grados durante el día. Pero, al igual que en el caso anterior, también se pueden empezar a abonar con un abono específico para este tipo de plantas, o bien con otro que ha dado muy buenos resultados y que es natural: el guano.

No te olvides de comenzar a aplicar tratamientos preventivos (con insecticidas químicos de venta en viveros y tiendas especializadas) a todos tus ejemplares -independientemente de la edad que tengan- para evitar que se vean afectadas por el picudo rojo y/o la Paysandisia archon.

Huerto

Plantas hortícolas

No hay nada como alimentarse de algo que has cosechado tú mismo. Por ello, este año te invito a que siembres lechugas, espinacas, perejil… o lo que más te guste, en tu huerto. Si no tienes terreno, no te preocupes; en realidad sólo necesitas una maceta de las grandes para cosechar una importante cantidad de tomates (o, como decía, de lo que más ganas te haga sembrar).

El riego deberá de ser frecuente, evitando dejar secar el sustrato completamente entre riegos.

Carnívoras

Estas extrañas plantas son, de todas las que hemos visto hasta ahora, las que más calor necesitan para despertar. Pero, mientras lo hacen, se pueden podar las hojas secas y aumentar la frecuencia de riegos.

Recuerda que el agua que utilices deberá de ser destilada, de lluvia o de ósmosis, y que no hay que abonarlas pues podríamos dañar sus raíces.

Dionaea muscipula

Bulbosas

Un jardín o patio sin flores… es un espacio que nos puede parecer vacío. Aprovecha el buen tiempo para plantar bulbos de canas, ranúnculos, agapantos, amarilis… ¡hay muchas variedades para elegir!

Todas ellas darán la bienvenida a la estación que más trabajo -con gusto, ¿a que sí?- nos dará: el verano.

Plantas de interior

Nuestras preciosas plantas de interior necesitarán cada vez más agua. Pero, sobretodo, tenemos que prevenirlas de plagas. Para conseguirlo, pulverízalas de tanto en cuanto con un insecticida ecológico como el aceite de Neem.

¿Qué te han parecido estos consejos?


Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario