Cómo cuidar las plantas en verano

Flores

Los meses de calor están a la vuelta de la esquina: temperaturas altas, bajas precipitaciones, viento cálido, disfrutar del jardín en una tumbona mientras degustas un helado… Sí, ya hay ganas de que pasen estas semanas y entremos de lleno en una de las estaciones más fabulosas del año.

Pero para que todo vaya de lujo, tenemos que saber cómo cuidar las plantas en verano. En estos días nos necesitarán mas que nunca, pues sus necesidades hídricas serán altas. Y eso sin contar con que habrá plagas que querrán perjudicarlas.

Riego

Regadera

El riego, como decíamos, tendrá que ser frecuente. El buen tiempo puede ser agradable para nosotros, pero para que también lo sea para las plantas tenemos que proporcionarles agua más a menudo. Para ello, aumentaremos la frecuencia de riego, más o menos el doble dependiendo de la especie que tengamos que cuidar. Recuerda que, cuanto más poroso sea el sustrato más agua necesitarán las raíces, ya que en este tipo de tierras la humedad se evapora con bastante rapidez. De hecho, si para algunas plantas utilizas sólo akadama o perlita, probablemente tengas que hacerlo unas tres veces al día.

Las plantas hortícolas, césped y rosales, así como aquellas que estén en macetas de plástico pequeñas, necesitarán un riego diario. Por el contrario, árboles, arbustos y demás plantas que estén en el jardín o en interior les será suficiente con dos riegos semanales dependiendo del calor.

Combatir plagas en el jardín y en el huerto

Huerto

No hay nada como tener un jardín y un huerto saludables, ¿verdad? Si te gusta la jardinería ecológica, puedes hacer tus propios remedios caseros para repeler o combatir plagas y/o enfermedades.

Por ejemplo, las cenizas del tabaco -frías- diluidas en agua te servirán para protegerlas de pulgones, el cobre será un aliado excelente para que no aparezcan los hongos, y el agua con unas gotas de alcohol de farmacia para poder despedirte de las cochinillas.

Abono

Vermicompost

El abono es muy importante durante toda la temporada de crecimiento, pero tiene una especial importancia durante esta estación. Las plantas están están en un momento en el que dedican su energía a crecer. Por ello, les ayudaremos abonándolas con productos naturales, como humus de lombriz, guano o estiércol, una vez cada 15 días.

Si optas por utilizar abonos químicos, de venta en viveros, sigue las recomendaciones que indique el fabricante para tener unas plantas perfectas.

Recolección de frutosTomates

Durante estos meses es momento de que te vayas preparando para empezar a cosechar los frutos de un duro, pero apasionante, trabajo de cultivo. Tomates, lechugas, espinacas, perejil, cebollas… Todos ellos pronto estarán listos.

Y como guinda del pastel, terminaremos el verano degustando unos deliciosos higos. ¿Qué más se puede pedir?

Consejos finales

Jardín en verano

No me gustaría terminar el artículo sin antes darte unos últimos consejos que te pueden resultar muy útiles para el cuidado de tus plantas. Durante esta estación hay que evitar mojar las hojas y flores mientras se riega, pues de lo contrario se formaría lo que se conoce como ”efecto lupa”, que le perjudicaría. Por este motivo, se debe de darles agua a primera hora de mañana o a última hora de la tarde; así, además, ahorrarás agua.

También se recomienda no podar, a menos de que se trate de plantas trepadoras que están creciendo muy vigorosamente, o de querer mantener un seto bien formado. Los bonsáis pueden recibir pequeños pinzados. Pero las podas de formación o de limpieza conviene dejarlas para otoño o principios de primavera.

Como siempre, si tienes dudas, ya sabes dónde estamos 🙂 . ¡Que disfrutes del verano!


Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario