Cómo cuidar un arce japonés joven

Acer palmatum

Para muchos son las joyas del jardín, pues sus elegantes hojas palmeadas y porte visten el rincón de una manera espectacular. Durante la primavera empiezan a ponerlos a la venta en viveros y tiendas de jardinería, pues son muchas las especies cuyas hojas presentan colores más que interesantes. Y, como cada año, son muchas las personas que no dudan en comprar alguno.

Si tú eres una de ellas, este artículo es para ti. Hoy descubrirás cómo cuidar un arce japonés joven.

Arce japonés

El arce japonés, cuyo nombre científico es Acer palmatum, es originario del continente asiático. Podemos encontrarlos sobretodo en China y Japón, donde se utilizan a menudo como árboles urbanos. Está ampliamente cultivado en todas las regiones con clima templado de alrededor del mundo, pues… ¿quién puede pasar por delante de uno de ellos sin mirarlo?

Los ejemplares que encontramos en los viveros suelen ser esquejes enraizados de la temporada anterior, por lo tanto, se trata de árboles jóvenes los cuales durante todo el proceso han tenido las condiciones climáticas necesarias para que de la rama broten raíces. Una vez que llegan a su nuevo hogar -tu jardín o patio- tiene que adaptarse a unos cuidados que pueden ser distintos, pero que le ayudará a ganar resistencia a medida que vaya creciendo.

Acer palmatum 'Atropurpureum'

Teniendo en cuenta esto, los cuidados que necesitará son:

  • Ubicación: lo ideal es tenerlo en semisombra, al menos durante el primer año, incluso aunque disfrutemos de un clima templado sin temperaturas extremas.
  • Sustrato: el sustrato tiene que ser poroso, que facilite el rápido drenaje del agua. Una buena mezcla es 70% akadama y 30% kiryuzuna.
  • Riego: por lo general unas tres veces por semana en verano, y unas 2 el resto del año. La frecuencia variará según las condiciones climáticas del lugar. Hay que regarlo con agua de lluvia o de ósmosis, pero si no podemos conseguir de este tipo y el agua que tenemos no es potable, le añadiremos unas gotas de limón o vinagre para bajarle el pH.
  • Abono: un abono específico para plantas ácidas utilizado siguiendo las recomendaciones del fabricante ayudará al árbol a convertirse en un bello arce japonés.
  • Plagas: un árbol que está sano difícilmente será víctima de alguna plaga, aún así no está de más hacerse con un bote de Aceite de Neem para prevenirlo, entre otros posibles enemigos, de pulgones.

Con estos consejos tu árbol crecerá sin dificultad.


Escribe un comentario