Cómo cuidar un bambú

Dendrocalamus

Son unas de las plantas que más rápido crecimiento tienen, alargando sus tallos hasta un metro por año. Están distribuidos por zonas de clima templado a cálido, especialmente en Australia y Asia, en donde forman bosques muy bonitos y dignos de ser admirados.

Para tenerlo en el jardín, primero hay que saber qué necesidades tiene, así que veamos cómo cuidar un bambú.

Bosque de bambú

El bambú, como decíamos, es una planta de crecimiento bastante rápido, característica por la cual se desaconseja su plantación en macetas a menos que éstas estén hechas con hormigón, ya que de lo contrario sus raíces podrían acabar rompiéndola. También se puede optar por plantarlo en tierra, y ponerle alrededor bloques; hacer algo similar a lo que vimos ayer lunes en el diseño del jardín y delimitar así las zonas del mismo.

A esta planta lo ideal será ubicarla en aquel lugar donde reciba el sol directo durante todo el día, pero puede estar en aquellos rincones donde tenga luz un mínimo de cinco horas.

Bambú

Como sustrato se puede usar tierra universal, o bien enriquecerla con un poco de abono orgánico y/o ecológico. Este aporte extra de nutrientes ayudará al bambú a enraizar en un tiempo récord sin mostrar problemas de desarrollo. No es una planta exigente, de hecho, aunque se debe evitar que la tierra quede encharcada durante mucho tiempo, si ocurre muy esporádicamente (una o dos veces al año) debido a fuertes lluvias torrenciales o a un riego excesivo, por propia experiencia te puedo decir que le será más beneficioso que perjudicial.

Puedes abonarlo con el abono que más te guste, pero es preferible que sea natural, ya que así además de darle ”de comer” a tu planta, también abonas el terreno de manera que no resulta tóxica para la fauna que se encuentra tanto por encima como por debajo de la superficie del jardín. La frecuencia será de un aporte cada mes durante toda la temporada de crecimiento, es decir, desde primavera hasta finales de verano, pudiendo llegar hasta otoño si el clima es suave. Y hablando de temperaturas, hay que tener en cuenta que no resisten heladas muy intensas. Si el termómetro desciende más allá de los 4 grados bajo cero hay que protegerlo en interior o en un invernadero.

Y tú, ¿tienes bambú?


Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario