Cómo cuidar una buganvilla

Buganvilla roja

Es uno de los arbustos trepadores de más éxito en climas cálidos gracias a su porte espectacular y su gran valor ornamental. Son plantas excepcionales para cubrir pérgolas, pero también se pueden tener en maceta e incluso formar como pequeños arbolitos.

Sigue leyendo para descubrir cómo cuidar una buganvilla.

Bouganvillea spectabilis

Esta increíble planta es originaria de los bosques tropicales de América del Sur. Puede crecer hasta una altura de unos 12 metros, pero como decíamos, si esa altura te resulta excesiva, puedes ir recortándola sin problemas siempre que lo veas necesario.

Sus hojas son perennes, pero si el invierno es frío con termómetros que bajan de los 5 grados puede llegar a perderlas. En cambio, si vives en un clima tropical o suave, las mantendrá durante todo el año.

Buganvilla blanca

La buganvilla es una amante del sol, por lo tanto, la pondremos en un sitio donde reciba la mayor cantidad de luz solar directa posible, incluso si la vas a tener dentro de casa, pues de lo contrario no florecerá.

Durante toda la temporada de crecimiento, esto es, desde primavera hasta finales del verano (pudiendo llegar a otoño en algunos puntos del archipiélago canario y en la región mediterránea) se debe de regar entre dos y tres veces por semana, especialmente si está en maceta. Puedes añadir un fertilizante para plantas de flor al agua de riego cada 15 días, o utilizar cualquier tipo de abono natural. En invierno regaremos entre 1 y 2 cada siete días.

Buganvilla rosa

En cuanto a la poda, aunque se puede controlar su crecimiento durante toda la temporada, lo más recomendable es hacerlo a principios de primavera. Para ello se cortarán los brotes laterales que haya desarrollado la planta el año anterior, siempre por encima de una yema o brote nuevo, dejando unos 5 centímetros sobre el tallo principal. También se tienen que eliminar los que muestren síntomas de debilidad, y aquellos que sean demasiado largos.

Las plagas que más le afectan son principalmente las cochinillas, pulgones, mosca blanca y araña roja. Todas ellas se pueden tratar con insecticidas específicos, o utilizando remedios naturales como trampas cromáticas, aceite de Neem, jabón potásico, o infusión de ajo entre otros.

Disfruta de tu buganvilla como nunca antes 😉 .


Categorías

Trepadoras

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Eva dijo

    Hola , tengo una buganvilla en suelo a la que desde hace unas semanas se le están secando algunas hojas. Está a pleno sol y la riego un poco casi todos los días ya que al vivir en Sevilla soporta altas temperaturas durante todo el día.
    A ver si me podéis echar una mano para saber qué le está pasando. Muchas gracias.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Eva.
      Por estas fechas es normal que algunas plantas empiecen a perder algunas hojas. De todas maneras, si bien en Sevilla puede hacer mucha no, muchísima calor (tengo familia allí je, je 🙂 ), es mejor regar bien cada 2-3 días que un poco cada día, porque de este modo el agua no llega a todas las raíces.
      Un saludo.

Escribe un comentario