Cómo cuidar una planta de rabanito

Planta rabanitos

AppleMark

El rabanito o Raphanus sativus es un cultivo ideal para tener en el huerto pues no es una planta difícil sino que exige pocos cuidados.

Puedes comenzar a plantarlo para consumirlos durante largos meses pues si realizas una siembra escalonada cada 15 días tendrás rabanitos frescos al alcance de la mano cuando quieras consumirlos.

No pienses que los rabanitos son un ingrediente exclusivo de ensaladas, también puedes añadirlo en batidos verdes o bien diseñar salsas para aderezar diferentes tipos de carnes.

Siembra y cuidados

Rabanitos

¿Cómo hacer que tu planta de rabanito crezca sin inconvenientes? Para hacerlo, hay que tener un lugar soleado pues esta planta necesita al menos cuatro horas de sol diario aunque lo bueno es que tolera la sombra.

Siempre ten en cuenta que debes plantar las semillas en el lugar en el que luego quedarás, ya sea en el suelo o en macetas pues no se recomienda hacerlo primero en semillero dado que al luego de un trasplante corres el riesgo de que las raíces se deformen.

Lo mejor para el rabanito es un suelo alcalino, húmedo y rico en nutrientes además de un riego regular pues la planta necesita desarrollarse en un hábitat algo húmedo aunque, por supuesto, sin exceso de agua o encharcamientos.

Otra cuestión importante es el momento óptimo para la siembra, que debe ser desde comienzo de la primavera hasta que finaliza el otoño. Además, ayudarás a la planta a crecer sana si la podas con regularidad pues tiende a formar una gran mata y esto puede traducirse en hortalizas de menor calidad. Si mantienes el tamaño de tu planta te asegurarás de tener rabanitos de buen sabor y textura.

El tamaño de los rabanitos es otro punto a tener en cuenta pues si crecen demasiado, se deteriora el sabor y si la planta se encuentra en un clima demasiado cálido los rabanitos pueden resultar demasiado picantes.

Plagas y enfermedades

Revisa el huerto con periodicidad para así estar atento ante el posible ataque de plagas y enfermedades. En el caso de la planta de rabanitos, los más frecuentes son:

– pulgones: una plaga clásica y presente en muchos cultivos. Se trata de insectos que se alimentan de la savia y dejan un líquido dulce.

– mildiu velloso: es una enfermedad provocada por un hongo que aparece con más frecuencia en la primavera. Si ves algunas manchas amarillas en las hojas es momento de tratar la planta.

– oruga de la col: se trata de un mariposa blanca cuyas larvas provocan afectan la salud de la planta.

Rabanitos cosechados


Categorías

Jardinería

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario