Cómo cultivar grosella

Grosella

¡Hola, hola! ¿Qué tal? ¿Te apetecen unas bayas? A esta hora la verdad que son un excelente aperitivo, ¿no crees? Voy a explicarte todo lo que necesitas saber sobre cómo cultivar grosella, unas plantas cuyos frutos están deliciosos; además de ser muy decorativos.

Es una planta realmente fácil de cuidar, ¡y muy agradecida!

Grosellas

El nombre científico de la planta que produce las grosellas es Ribes rubrum, un arbusto caducifolio que puede ser mantenido en maceta durante toda su vida, pues no supera los 2 metros de altura. Sus hojas son verdes, compuestas por 5 lóbulos. Es originaria de países como Francia, Bélgica, Alemania, y también se encuentra en el norte de España. En cultivo es una planta que nos dará muchas satisfacciones, a cambio de unos pocos cuidados básicos, que son:

  • Riegos frecuentes: especialmente durante la floración y maduración de los frutos (entre primavera y el verano). Hay que mantener el sustrato siempre ligeramente húmedo, pero no encharcado. Si estás en plena ola de calor, será necesario darle de beber a diario. El resto del año disminuiremos la frecuencia a 2 o 3 riegos por semana, dependiendo de la climatología.
  • Ubicación: las grosellas son amantes del clima templado, fresco, por lo que en regiones muy calurosas se recomienda colocarlas en zonas con sol parcial, e incluso a resguardo de la luz directa del astro rey. Si las condiciones climáticas son las adecuadas, se puede ubicar a pleno sol.
  • Poda: puedes podarla para darle forma durante los 3 primeros años, la cual consistirá en hacer que la grosella brote gran cantidad de ramas a baja altura para que nos sea más fácil la recolección de los frutos. A partir del cuarto año, sólo habrá que mantenerla. La época para hacer estos trabajos es hacia finales del invierno, antes de que las yemas despierten.
  • Plagas: es muy sensible a plagas, como pulgones o arañas. Es muy recomendable pulverizarla de tanto en cuando, sobretodo si el ambiente es seco, y abonarlas con humus de lombriz o estiércol de caballo. Si ves que ya tiene algún problema, utiliza insecticidas como aceite de Neem para eliminarlos.

Grosellas

Si te han quedado dudas, ponte en contacto con nosotros 🙂 .


Escribe un comentario