Cómo cultivar tomates cherry en casa

Tomates cherry

Al igual que el resto de los tomates, la variedad cherry también pertenece a la familia Solanáceas. Su nombre científico es Lycopersicum y también son conocidos como tomates cereza.

Esta variedad es originaria de América y desde el 1800 que se cultivaban en Perú y el Norte de Chile. Es posible encontrar tomates cherry de menor o mayor tamaño y con variaciones en la forma, que puede ser más redonda o alargada.

Para cultivarlos, hay que sembrar las semillas en un suelo que tenga al menos un metro y medio de profundidad, haciendo un agujero en la tierra y enterrando dos o tres semillas en cada uno de ellos. El tomate requiere sol pleno y abundante agua al comienzo. Es una planta cuya temperatura óptima de desarrollo es 20 grados centígrados así es que la mejor época para la siembra es luego de las heladas.

Para controlar el crecimiento de la planta es necesario colocar tutores de madera que ayudarán a guiar la tomatera. Además, se recomienda un aporcado de la tierra para favorecer el desarrollo de las raíces.

El riego debe ser moderado, con unas dos veces a la semana será suficiente pues de otra forma corres el riesgo de tener demasiada humedad y así favorecer la aparición de hongos. Entre las plagas y enfermedades más frecuentes están: la Araña roja, la Mosca blanca, el Pulgón, los Gusanos de suelo, la Ceniza, la Alternariosis del tomate y diferentes virus y bacterias

Recuerda que una vez que germinan las semillas hay que retirar las plántulas más débiles dejando las más fuertes.

La cosecha del tomate cherry se realiza a los tres meses de la siembra. ¿El momento adecuado? Cuando estén bien rojos y bien maduros aunque no demasiado blandos.

Más información – Cómo cultivar tomates


Categorías

Huerto

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario