Cómo cultivar tomillo

Tomillo

¡Muy buenas tardes! ¿Qué tal vas? Ahora voy a explicarte cómo cultivar tomillo, una planta muy resistente a la sequía y que además podrás utilizar para dar aroma a tu jardín o a tu balcón.

Vamos a ello.

Semillas de Thymus vulgaris

Las semillas del tomillo se pueden encontrar a la venta en cualquier vivero o tienda de jardinería. Lo ideal es sembrarlas en primavera, pero si vives en un clima suave, puedes hacerlo también ahora, en verano. Para ello, nada más adquirirlas se deben de introducir en un vaso con agua, para comprobar su viabilidad: aquellas que se hundan en un plazo máximo de 24h, serán las que de buen seguro germinarán.

Al día siguiente se tienen que sembrar en un semillero con sustrato universal, añadiendo previamente una capa de greda volcánica o bolas de arcilla para facilitar el drenaje del agua. Como semillero puedes usar macetas, bandejas, envases de leche, vasitos de yogur… Las semillas no son exigentes, ya que pueden crecer en cualquier parte 🙂 ; eso sí, es importante que las ubiques en una zona donde puedan captar la mayor cantidad de luz solar posible, pues de lo contrario o no germinarán, o tendrán problemas en su desarrollo haciendo que los tallos crezcan demasiado buscando luz.

Tomillo en flor

Cuando tus tomillos tengan una altura de unos 10cm, puedes pasarlas a macetas más grandes o su sitio definitivo en el jardín. Como aún tienen un tamaño reducido, es preferible que protejas los plantines con tela metálica. Durante el primer año, el riego tiene que ser frecuente: entre 2 y 3 veces por semana en verano, y el resto del año 1 o 2, dependiendo de la humedad del ambiente. A partir del segundo año, si está plantado en tierra, podremos ir espaciando cada vez más los riegos.

Para conseguir unas plantas aún más hermosas, se deben de abonar con un abono orgánico de liberación lenta, como humus de lombriz o estiércol de caballo u oveja. Así, cada temporada se llenará de pequeñas, pero preciosas flores que darán vida al lugar donde se encuentre.


Escribe un comentario