Cómo evitar plagas de manera natural

Pulgones

¡Buenos días! Hoy voy a hablarte de un tema un tanto especial. Nos vamos a centrar en cómo evitar plagas de manera natural, es decir, en qué es lo que debemos tener en cuenta para prevenir que las plantas se vean afectadas por pulgones, cochinillas y otros insectos que tan poco nos gustan.

Así pues, comencemos.

Pesticida

A la hora de aplicar insecticidas naturales, no es necesario el uso de mascarilla ni gafas de protección

Lo primero que hay que saber es que, en la naturaleza, todos los seres vegetales se cuidan solos, y todos ellos tienen su papel. Por ejemplo, los pulgones se alimentan de la savia de las plantas, pero éstas últimas tienen unas grandes aliadas: las mariquitas. En el jardín, así como en el patio, las plantas deben de poder aliarse con algún que otro insecto para protegerse. Es por ello que es tan importante que las cuidemos usando productos ecológicos, que inclusive podemos hacer nosotros en casa, como el abono o el sustrato (compost).

Uno de los errores más frecuentes que cometemos es el de usar productos para curar antes de que la enfermedad aparezca. Esto sólo es válido cuando tenemos una planta enferma la cual tiene a su alrededor otras plantas debido al alto riesgo de contagio, pues las plagas se extienden muy rápidamente. Sin embargo, para evitar tener plantas enfermas hay que hacer una serie de cosas antes.

Flores

Para conseguir que tu jardín o tu patio se vea espectacular, con un excelente estado de salud, hay que observar a diario las plantas, y darles lo que necesitan: agua, sustrato y abono. Y hay quien dice que también hay que darles muestras de cariño… aunque esto va a elección de cada uno/a.

Lo que sí que te puedo decir es que, al igual que ocurre con las personas, es difícil que una planta que tiene todas sus necesidades cubiertas se ponga enferma. Los parásitos, así como hongos o virus, son oportunistas, y sólo le harán daño si el sistema defensivo está bajo, algo que sólo ocurrirá si en algún momento ha pasado sed, o si hace demasiada calor o frío, si se le ha dado un exceso de abono, o si por el contrario no se le dado nada en absoluto. Aunque seamos defensores de la jardinería ecológica, hay que seguir siempre las recomendaciones que nos indique el envase de los productos que hayamos comprado.

Si tienes dudas, ponte en contacto con nosotros 🙂 .


Escribe un comentario