Cómo evitar que las coníferas se vuelvan marrones

Taxus baccata

Uno de los problemas más frecuentes, y antiestéticos a la vez, es sin duda el amarronamiento de las coníferas. Causado por hongos, es un mal mayor que se puede evitar si se toman en cuenta una serie de cosas que resultan vitales para que las plantas crezcan sanas y sin complicaciones.

Veamos cómo evitar que las coníferas se vuelvan marrones con unos sencillos trucos.

Cupressus

Es importante saber que una planta que esté bien cultivada difícilmente se verá atacada por alguna plaga o enfermedad. De hecho, una planta que esté sana, y que tiene todos los nutrientes que necesita, se podría decir que es como una persona que hace ejercicio y se alimenta bien. Y es que los seres humanos y los vegetales si nos parecemos en algo, es en lo siguiente: si nuestro sistema de defensas tiene todo lo que necesita, podrá eliminar al intruso, ya sea virus, bacterias, u hongos.

Dicho esto, antes de proceder a plantar nuestras coníferas es muy importante que respetemos el marco de plantación; es decir, que las plantaremos a una distancia mínima de 40cm entre un ejemplar y otro.

Cupressus x leylandii

Asimismo, nos tenemos que asegurar de que la tierra esté aireada y fertilizada, entrecavando de tanto en cuando y abonando durante toda la temporada vegetativa (desde primavera hasta finales del verano), utilizando tanto un abono líquido para coníferas, como un abono foliar rico en nitrógeno.

Una medida de prevención que es muy recomendable llevar a cabo es la de hacer tratamientos con fungicidas contra el hongo Phytophthora en los meses de primavera y verano.

Por último, controla los riegos y, si tienes riego por goteo evita que los tubos estén en contacto directo con el tronco. Si riegas con manguera o regadera, no apuntes al tronco ni a las hojas. La frecuencia del riego dependerá mucho de las condiciones climatológicas, pero por lo general se regará unas 2 veces por semana en los meses más cálidos, y 1 o 2 veces cada siete días el resto del año.

¿Conoces otras maneras de evitar que las coníferas se vuelvan marrones?


2 comentarios

  1. Fosfato Potásico es un abono muy recomendable para proteger las raíces del Hongo,el magnesio ayuda mucho también.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Cierto. Todas las precauciones son buenas para evitar que nuestras coníferas se sequen.

Escribe un comentario