Cómo hacer la prueba de germinación en las semillas

Semillas

Una de las experiencias que toda persona debe vivir es la de ver germinar una planta. Ese momento en el que empieza a asomar la primera raíz despertando a la semilla no se olvidará jamás. Es algo tan especial que puede volverse adictivo, hasta el punto de que acabas por querer disponer de un rincón sólo para aquellas plantas que has visto germinar.

Si todavía no has tenido la oportunidad de verlo, hoy aprenderemos a cómo hacer la prueba de germinación en las semillas, pues a veces necesitan tratamientos especiales para poder crecer.

Tupperware

Los tupperware o los vasos nos resultarán muy útiles para comprobar la viabilidad de las semillas

Lo primero que se ha de hacer en cuanto las semillas llegan a tus manos es introducirlas en un vaso o tupperware con agua para comprobar la viabilidad de las mismas. Este es el método más usado para conseguir un porcentaje de germinación alto, y el más práctico para saber qué semillas nos servirán y cuáles no.

Por lo general, las dejaremos un máximo de veinticuatro horas tras las cuales desecharemos las que flotan, o las sembraremos en un semillero distinto.

Papel de lija

Hay algunas semillas que tienen una cubierta protectora muy dura, pero con un papel de lija se puede conseguir que germinen antes de lo que tienen programado genéticamente

Ahora que sabes qué semillas vas a poder sembrar, toca averiguar si necesita algún tratamiento pregerminativo. Pero como a mí no me gusta complicarme ni complicar a nadie, hay un truco que te ayudará con esta tarea: si las semillas son duras (como las de los árboles como la Albizia, Delonix, Adansonia, entre otros), para que germinen mejor se les debe de poner un segundo en agua hirviendo ayudándonos de un colador, y a continuación 24h en agua a temperatura ambiente. Si se trata de semillas hortícolas, flores o de plantas cuya semilla es más bien delgada, se puede proceder a sembrarlas directamente.

¡En poco tiempo obtendrás tus propias plantas!


Categorías

Semillas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Edith dijo

    La experiencia de germinar semillas es muy gratificante, cuidarlas, verlas crecer día a día, y con la rapidez que lo hacen es maravilloso. Muy buena nota. gracias!

Escribe un comentario