Cómo hacer un bonsái a partir de una semilla

Ciprés

Una de las preguntas más fomuladas en el mundo de los árboles en miniatura es, sin duda alguna, la de cómo hacer un bonsái a partir de una semilla. Es decir, cómo pasar de una única semilla a una obra de arte como la que puedes ver en la imagen que encabeza el artículo. Bueno pues…, no es sencillo y nos llevará mucho tiempo. Pero lo que sí te puedo adelantar es que es una experiencia que todo aficionado debe de tener.

¿Te animas a dar el paso?

Flamboyán

Sembrar la semilla

Lo primero que hay que hacer es obtener semillas lo más frescas posibles de la planta de la cual queramos hacer un bonsái. Para ello cogeremos las que estén maduras y todavía en el árbol en cuestión. A continuación, las meteremos en un vaso con agua para comprobar su viabilidad, algo que podremos ver rápidamente a medida que algunas se hundan y otras queden en la superficie. En un semillero con sustrato poroso como por ejemplo akadama con un poco de turba, las sembraremos en una ubicación a pleno sol. El momento ideal de siembra dependerá de la especie: por lo general los árboles caducos y coníferas se siembran en otoño para que germinen en primavera, mientras que los de hoja perenne se siembran pasado el riesgo de heladas.

Primera poda

Cuando nuestro arbolito tenga de 3 a 4 pares de hojas verdaderas, será momento de podarle la raíz pivotante. Esta raíz verás que es la más gruesa de todas, ya que tiene la función de anclar la planta bien en el suelo. Esto para un bonsái supone un problema, pues podría llegar a sacar la planta de la bandeja donde tengamos plantado el árbol.

Prebonsái de Lonicera nitida

Etapa de arbolito en maceta normal

Después de haberle recortado la raíz pivotante, hay que dejarlo crecer libremente durante dos a cuatro años para que el tronco vaya engrosando. Si ves que crece mucho en altura, conviene recortarlo dejándolo con unos 50cm desde la base del tronco hasta la rama más alta. Cuando su tronquito tenga un grosor de, como mínimo, un centímetro podremos comenzar a pensar en el diseño que queremos darle a nuestro futuro bonsái, podándolo en consecuencia. Esta es mi etapa favorita, ya que es cuando más se trabaja la planta: alambrado, podas, pinzado… en definitiva, todo aquello que estamos viendo en el paso a paso del diseño del bonsái una vez al mes.

Prebonsái

Un prebonsái es un árbol que ha pasado por al menos tres trasplantes desde que se sembró, siempre en una maceta menos profunda, y que ya se empieza a ver claramente el diseño pero sin estar terminado. Teniendo en cuenta esto, tu árbol para llegar a esta etapa tiene que tener unos cinco a diez años e incluso más si es de crecimiento muy lento, y se debe de haber trabajado para conseguir que se comience a ver un proyecto de bonsái.

Finalmente, tras más de diez años de trabajo, podrás pasar a tu árbol a la bandeja, ahora sí, de bonsái propiamente dicha, preparándolo para ser admirado.


Categorías

Bonsais

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Edith dijo

    Super interesante!, no tenia ni idea como se hacen los bosais, me gusto mucho la nota.

Escribe un comentario