Cómo hacer un herbicida en casa

Hierbas

Las hierbas, como veíamos ayer, pueden ser nuestras aliadas al atraer insectos beneficios para el jardín, pero lo cierto es que también pueden ser un problema si crecen sin control, pues podrían terminar invadiendo a las plantas ornamentales en cuestión de pocos días.

Aunque en tiendas de jardinería venden productos que acaban con ellas, si quieres optar por un producto ecológico y que no dañe al medio ambiente sólo debes seguir leyendo para saber cómo hacer un herbicida en casa.

Para hablar de herbicidas caseros, no tóxicos ni para el medio ambiente ni para tu salud, tenemos que hacer referencia sin duda a dos productos que utilizamos mucho en la cocina: el vinagre -preferiblemente blanco- y la sal.

Sal

Sal

¿Quién no ha bebido alguna vez un poco de agua de mar y al momento ha tenido mucha sed? Y es que la sal absorbe toda la humedad que se encuentre en un lugar, impidiendo a las semillas puedan germinar. Su método de aplicación es muy fácil: sólo debes de echar por aquellos rincones donde no quieres que haya hierbas. Eso sí, ten en cuenta que allá donde haya sal, no habrá ninguna planta. Por lo tanto, no se debe de echar alrededor de las plantas del jardín ya que podríamos perderlas.

Vinagre

Vinagre blanco

El vinagre es un herbicida ecológico muy eficaz, y también muy sencillo de aplicar. Puedes pulverizar aquella planta que quieras eliminar directamente, o incluso puedes optar por mezclarlo con unas gotas de lavavajillas y el zumo de un limón para asegurarte de que ahí no va a crecer ninguna hierba no deseada. También puedes añadir a esta mezcla una taza pequeña de sal si tienes alguna que se te resiste.

¿Qué te han parecido estos trucos? ¿Los conocías? Y es que no es necesario gastarse mucho dinero en tener un jardín sin hierbas.


Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario