Cómo iluminar mi jardín

Jardín iluminado

Llega por la noche y te encuentras que a tu jardín le falta algo…, quizás con un poco de brillo se vería mejor. Sí…, definitivamente debe ser eso: ¡está demasiado oscuro! Así que, a tu pregunta cómo iluminar mi jardín, en este artículo encontrarás la respuesta.

Toma nota de los consejos para tener la cantidad justa de luces, para conseguir que tu paraíso deslumbre también cuando el sol se marcha.

Luz verde

Lo primero que hay que hacer es darse una vuelta, preferentemente antes de que anochezca por completo, para saber dónde quieres colocar las luces, qué rincones quieres que se vean más, o dónde queréis pasar tu familia y tú más tiempo por la noche. Si os gusta, por ejemplo, cenar cerca de la piscina durante el buen tiempo, habrá que colocar unas cuantas bombillas por ese rincón. ¿Y el césped: quieres que se siga viendo tras el ocaso?

Como vemos, hay mucho en lo que pensar, por lo que mi consejo es que te lo tomes con calma. Si es necesario, dedica unos cuantos días a decidir el lugar donde van a estar ubicadas las luces.

Piscina con luz

Aunque tener el jardín iluminado es una idea excelente, una de las cosas en las que hay que pensar es en la privacidad de las personas que viváis en el hogar, es decir, hay que evitar miradas indeseadas, pero al mismo tiempo se pueden y se deben utilizar las luces para aumentar la seguridad. Dicho esto, te aconsejo que pongas luces en todos los accesos a la vivienda, pero sin excederte.

También hay que pensar en el tipo de focos que queremos poner. Hay dos distintos, y con cualquiera de los dos vamos a conseguir resultados muy interesantes. Son los que funcionan con energía solar, y los que van conectados a la electricidad.

Luces en jardín

Además, según el foco que elijas, el objeto o zona se iluminará de una determinada manera. Así, los focos cuya luz va hacia abajo, lo puedes colocar en un lugar muy alto (por ejemplo, en el techo) para iluminar una zona en donde quieres aumentar la seguridad. Un tipo de iluminación muy bonito es cuando dos luces se entrecruzan, para revelarnos la silueta de un hermoso árbol.

Y tú, ¿cómo has iluminado tu jardín?


Escribe un comentario