Cómo plantar lechugas en casa

Lechugas

Están deliciosas. Son el ingrediente principal de las ensaladas, y además, son unas plantas muy fáciles de cultivar como vas a descubrir hoy. Te voy a enseñar cómo plantar lechugas en casa, pero no un modo cualquiera, sino aquel que te garantizará tener unos ejemplares con una salud maravillosa.

Ponte los guantes, prepara un semillero con turba y… comencemos.

Semillas de Lactuca sativa

Quizás te preguntes si no es un poco tarde para sembrar lechugas, una duda más que razonable teniendo en cuenta que el verano está a la vuelta de la esquina, y que la temporada más adecuada para sembrar es en primavera. Pero lo cierto es que el cultivo de estas plantas sólo durará unos tres meses, tras los cuales podrás recolectarlas. Así, podrás preparar ensaladas u otras recetas en otoño. Dicho esto, si ya tienes todo lo que vas a necesitar para proceder a la siembra, tienes que hacer lo siguiente:

  • Rellena el semillero -que puede ser una maceta, una bandeja con agujeros,… en fin, lo que se te ocurra- con turba negra que habremos mezclado con un poco de perlita. Con ella se disminuirá en gran medida el riesgo de que las semillas y futuras plantas permanezcan encharcadas.
  • Esparce un máximo de dos semillas en cada semillero, ya que esta especie tiene un alto porcentaje germinativo, y al estar muy juntas su crecimiento no sería el óptimo.
  • Echa una fina capa de sustrato por encima.
  • Finalmente sólo nos queda regar, y ubicarla en una habitación muy luminosa.

Lechuga en maceta

Espera… ¿finalmente? No. No hemos terminado. El truco para conseguir unas plantas perfectas es el siguiente: llena una cucharada con abono orgánico -humus de lombriz, compost, o estiércol de caballo- y échalo al semillero. Puedes repetir la aplicación una vez al mes.

Transcurridas unas doce semanas tus lechugas habrán alcanzado el tamaño adulto y se verán espléndidas. A disfrutarlas.


Categorías

Huerto

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario