Cómo plantar un limonero

Limones

Este es uno de los árboles frutales más ornamentales y fáciles de cuidar que hay: el limonero. Todos conocemos su sabor dulce, y de buen seguro que hemos añadido alguna que otra gota a nuestros platos, o hemos preparado deliciosas bebidas refrescantes.

¿Quieres saber cómo plantar un limonero? Si es así, sigue los consejos que te damos a continuación.

Árbol de limonero

El limonero, cuyo nombre científico es Citrus x limon, es un árbol de tamaño mediano que alcanza una altura de unos 5-6m con un diámetro de copa -si no se poda- de unos 3 o 4m. Sus hojas son perennes, es decir, que las mantiene todo el año, de un color verde claro muy bonito. Su ritmo de crecimiento no es ni muy rápido ni muy lento, ya que puede crecer unos 20cm al año dependiendo de las condiciones de cultivo.

Sus raíces no son agresivas, pero teniendo en cuenta la superficie que puede llegar a ocupar, se recomienda plantarlo a una distancia mínima de 2m de las paredes o de otras plantas altas. También se puede plantar cerca del huerto, pero manteniendo la distancia, ya que de lo contrario con el tiempo les puede dar demasiada sombra a las plantas hortícolas.

Limonero

La época idónea de trasplante es hacia finales de invierno, pero puedes hacerlo en otoño sin problemas, especialmente si vives en un clima suave con heladas de muy corta duración. En el caso de en tu zona el invierno sea muy crudo, si necesitas cambiarlo de maceta urgente, ponlo a resguardo en una habitación muy luminosa durante los meses más fríos.

A la hora de plantarlo, se debe de hacer un agujero de 1m x 1m, y mezclar la tierra del jardín con un 10% de humus de lombriz. Después de ponerlo en su lugar y de tapar el agujero con la tierra, le damos un riego generoso y le ponemos un tutor para mantenerlo erguido. Y listo. Así de fácil y rápido puedes tener tu precioso frutal en tu rincón verde favorito.

¿Te han parecido útiles estos consejos? 🙂


Escribe un comentario