¿Cómo Plantar una Enredadera?

Una vez que ya tienes elegida la planta, según lo que te recomendamos en las notas anteriores, es hora de plantarlas. Para realizar este procedimiento es muy importante que tengas en cuenta los siguientes factores, de tal forma que tu planta crezca de manera adecuada, florezca y aromatice y adorne los lugares que necesitamos.

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de plantar una enredadera es la época. A mayoría de las plantas trepadoras se adquieren en un vivero o centro de jardinería. Generalmente se encuentran en una maceta o con un cepellón de tierra en una bolsa plástica. De esta manera, podremos plantarla durante cualquier época del año, eso si, tratando de evitar los días mas calurosos o fríos del año para evitar generarles un mayor estrés a las plantas.

De igual manera es importante colocar un tutor en la planta, ya que esta no puede agarrarse sola y treparse por ella misma. Somos nosotros quienes debemos ir fijándolas con unas cuerdas, sobre un soporte a medida que la trepadora vaya creciendo.

Ten muy en cuenta que al plantar las enredaderas, estas deben separarse unos 2 o 3 metros de otras trepadoras. Sin embargo, si lo que quieres es que cubran una pared o una vaya en tu jardín, puedes plantarlas muy juntas, aunque debes saber que se enredaran unas con otras y a la larga será mucho peor.

Para plantar la enredadera o la trepadora, te recomiendo cavar un hoyo mas o menos del doble del diámetro de la maceta en la que viene tu planta, y si plantas cerca de una pared o un muro, es importante que trates de hacer el hoyo a unos 40 centímetros de distancia de la misma, que aunque la trepadora subirá por la pared, debe tener esta distancia del lugar por donde va a treparse.