¿Cómo se cuida un bonsái?

Bonsái

Los bonsáis son árboles que se ven obligados a crecer en una bandeja muy poco profunda. Son arte, una modalidad de arte natural, en donde la obra nunca se termina. Se dice que los hijos siembran las semillas, pero que son los bisnietos de éstos los que verán cómo desde una semilla se ha pasado al bonsái ya formado (pero, como decimos, no terminado, pues durante toda la vida del árbol serán necesarios unos cuidados mínimos para que se siga viendo espectacular).

Pero, ¿cómo se cuidan estas plantas? Te lo contamos a continuación.

Bonsái

Una vez que tenemos nuestro bonsái en casa, lo mejor que podemos hacer es colocarlo en el exterior: balcón, patio, terraza… Aunque pequeño, no deja de ser un árbol. Pero si eso no es posible (sobretodo si hablamos de especies tropicales), podremos tenerlo en el interior en una habitación que tenga mucha luz natural, pero sin sol directo.

Durante el primer año es muy aconsejable que aprendamos a, simplemente, mantenerlo vivo. Es decir, regaremos cuando lo necesite, y si un caso lo pinzaremos para mantenerle el estilo. Durante estos meses será muy recomendable leer mucho sobre la técnica del bonsái, para que estos conocimientos nos puedan facilitar su cultivo. Recordemos que la paciencia es una herramienta indispensable que no nos debe faltar.

Arce tridente

Una vez que nuestro bonsái se haya adaptado a nosotros, y nosotros a él, podremos empezar a podarlo y trasplantarlo sólo si es necesario. Cuando nos metemos por primera vez en este mundo, es muy habitual que nos surjan las dudas de cuándo debemos podar, o cuándo debemos trasplantarlo, o cuándo alambrarlo, pero lo cierto es que dependerá del árbol y de la época que nos encontremos. No siempre se tendrá que alambrar por ejemplo, de hecho es habitual que se opte por poner tensores en algunas ramas para evitar los riesgos del alambrado (es decir, de que el alambre deje cicatrices en el tronco).

Por lo general haremos lo siguiente, y sólo si el árbol lo necesita:

  • Pinzado: para mantener el estilo. Se hace durante toda la etapa de crecimiento, es decir, desde primavera hasta otoño.
  • Poda: la poda se deberá de hacer justo antes de la brotación, después del invierno y antes de que el árbol despierte.
  • Trasplante: después del invierno. Si es necesario podar, dejaremos pasar mínimo un mes después de haberlo cambiado de bandeja.
  • Alambrado: en otoño o invierno.
  • Abonado: durante toda la etapa de crecimiento, con un abono específico para bonsáis.

Siguiendo estos consejos, podrás cuidar tu bonsái sin problemas.


Categorías

Bonsais

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario