¿Cómo se cuidan las hortensias?

Hortensia

Las hortensias son arbustos de flor muy populares en tierras templadas. Se usan tanto para decorar balcones y terrazas, como para bordear caminos del jardín o creando espectaculares macizos. Son plantas muy agradecidas que, con unos mínimos cuidados, darán una abundante y prolongada floración. Hoy te contaremos algunos secretos de cultivo de estas preciosas flores para que puedas tenerlas sanas durante mucho tiempo.

Y es que, ¿acaso hay algo mejor que disfrutar del jardín (o patio) teniendo las plantas bien cuidadas?

Hortensia azul

Las hortensias son originarias del continente asiático, concretamente de China, Japón, Corea, Indonesia y el Himalaya. También se pueden encontrar en América. Aunque la mayoría crecen como arbustos de hasta unos tres o cuatro metros de altura, también existen arbustos trepadores que pueden alcanzar una altura de hasta 30 metros. En viveros y centros de jardinería encontramos aquellas que son más ideales para jardines pequeños, es decir, los que crecen como arbustos o pequeños arbolitos los cuales se pueden adaptar incluso a vivir en maceta sin problemas.

Sus flores pueden ser blancas, azules o rosas. Pero esto tiene truco: ¿sabías que dependiendo del pH del suelo serán de un color u otro? Por ejemplo: en suelos con un pH alcalino, es decir, con un pH alrededor de 8, las flores serán de color blanco; si el pH es ácido, entre 4 y 5, serán de color azul; y los que tengan un pH entre 5 y 8 harán que las flores sean de color rosa. Interesante, ¿verdad?

Hortensia

Cuidar de una hortensia es tarea sencilla.

  • Ubicación: en el exterior, en un lugar con semisombra, sin sol directo. Sólo la pondremos al sol si vivimos en un clima con una alta humedad ambiental.
  • Riego: frecuente en verano y si está en floración. El resto del año será suficiente una vez cada quince días, pero dependerá del clima del lugar. Usar agua de lluvia siempre que se pueda, pues si tenemos un agua muy dura (con un pH superior a 6) puede tener clorosis.
  • Abono: desde primavera hasta otoño. Usar abono específico para plantas ácidas, especialmente si nuestra agua no es la más adecuada (que tenga un pH demasiado alto).
  • Sustrato: también deberá de tener un pH ácido, entre 4 y 6.
  • Rústica hasta -3º. En el caso de que baje a -4º, se puede intentar recuperar haciéndole una poda drástica.

Sin duda alguna la hortensia es una planta que merece la pena tener, ya sea en maceta o en el jardín, ¿no crees?


Escribe un comentario