¿Cómo se pueden reproducir los árboles?

Árbol

En la naturaleza, los árboles se reproducen la mayoría de las veces por semillas, algunas por esquejes (ramas rotas por un vendaval, por ejemplo, que han caído al suelo).

Sin embargo, a lo largo de muchos años los humanos no sólo hemos perfeccionado el método de la siembra de árboles, sino que además por la causa y el error, nos hemos dado cuenta de que también se pueden reproducir de otras maneras.

Método de siembra

Hay seis maneras diferentes de sembrar semillas.

  • Siembra directa. Consiste en recoger las semillas, y sembrarlas directamente en un semillero.
  • Previo remojo. Introduciremos las semillas en un vaso con agua durante un día antes de sembrarlas.
  • Estratificación fría. Se trata de que las semillas pasen frío durante dos o tres meses en la nevera, a unos seis grados, para luego sembrarlas en un semillero. Se utiliza en casos en los que la especie en cuestión tenga su origen en lugares donde el invierno es frío.
  • Estratificación caliente. Parecida a la estratificación fría, con la diferencia de que las semillas han de pasar calor para poder germinar.
  • Choque térmico. Consiste en introducir las semillas en agua hirviendo durante un segundo, para inmediatamente después pasarlas a un vaso con agua a temperatura ambiente, y dejarlas dentro durante veinticuatro horas. Después, procederemos a sembrar las semillas en un semillero. La idea es que con el choque térmico se produzcan micro-cortes en la cáscara, para que el embrión pueda hidratarse y germinar. Sólo se puede utilizar en semillas generalmente pequeñas, redondas u ovaladas, y duras. Como por ejemplo las de las Acacia sp.
  • Escarificación. Con un papel de lija, se procederá a lijar la cáscara de la semilla. Así conseguimos hacer micro-cortes y facilitamos la hidratación.

Método de esquejado

Es uno de los métodos más rápidos de obtener nuevos árboles. Consiste en cortar una rama, añadirle una fina capa de hormonas de enraizamiento, y colocarla en una maceta en un lugar sombreado. Dependiendo de la especie, puede tardar de dos a ocho meses en enraizar.

Injertos

Consiste en cortar una rama de un árbol (el injerto propiamente dicho), para unirla a una rama o al tronco de otro (a lo que sería el pie del injerto), de tal manera que crezcan como si fuesen un sólo organismo. Se utiliza mucho en árboles frutales, para de una misma planta obtener diferentes frutos, o para mejorar la calidad de éstos, en vez de tener que comprar diferentes árboles.

Imagen – Pixabay

Más información – Nacimiento de un árbol, parte I


2 comentarios

  1.   fernando dijo

    son muy buenos para eso!!!!

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Las semillas de los árboles germinan con facilidad, si se les da el tratamiento adecuado 🙂 .

Escribe un comentario