Cómo sembrar en macetas

Semillas

Una de las experiencias más gratificantes que puede tener un jardinero es la de ver crecer sus propias plantas desde que son semillas. Cada momento es único e irrepetible, aunque se realicen los mismos pasos todas las veces. Y es que cada ser vegetal es diferente.

Si tú también quieres tener esta maravillosa experiencia pero no sabes cómo sembrar en macetas, apunta nuestros consejos.

Preparando el material

Maceta

Antes de llevar a cabo nuestra tarea, es importante que pongamos sobre la mesa todo aquello que vamos a necesitar. De esta manera, nos será mucho más sencillo y, además, tardaremos menos tiempo. En este caso, necesitamos:

  • Maceta: puede ser de plástico o de barro. Las primeras son muy económicas y portátiles, pero si están expuestas al sol directamente, con los años terminan estropeándose; en cambio, las segundas son más caras, y con un mantenimiento periódico duran bastantes años, pero por el peso que tienen son menos transportables.
  • Regadera: después de cada siembra, es importante regar.
  • Sustrato: imprescindible. Por lo general, un sustrato compuesto por 70% turba negra y por un 30% de perlita nos puede servir. De todas maneras, echa un vistazo a nuestra guía de sustratos para saber cuál escoger según la planta que quieras sembrar.
  • Semillas: muy recomendable introducir las semillas en un vaso con agua durante la noche anterior, para despertarlas.
  • (OPCIONAL) Greda volcánica: este es un material que permitirá que el exceso del agua salga más rápidamente por los agujeros de drenaje.

Cómo sembrar

Compost

Ahora que ya lo tenemos todo, será el momento de sembrar nuestras semillas. ¿Cómo? Así:

  1. Lo primero que tenemos que hacer es rellenar la maceta con sustrato, casi por completo. Si optamos por usar greda volcánica, colocaremos previamente una capa de 1-2cm en el interior.
  2. A continuación, cogemos un máximo de dos semillas y las ponemos en la superficie de la tierra.
  3. Luego, las cubrimos un poco con sustrato.
  4. Y finalmente, le damos un riego generoso, empapándolas bien.

Para que consigan germinar, es imprescindible mantener el sustrato siempre ligeramente húmedo, pero no encharcado, por lo que regaremos unas 3-4 veces por semana en verano, y entre 2 y 3 el resto del año, especialmente si es un clima seco y cálido.

¿Te ha resultado útil? ¿Te animas a sembrar en macetas? 🙂


Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario