Cómo trasplantar las palmeras de interior

Kentia

Las palmeras que tenemos en el interior del hogar de tanto en cuando necesitan que se les cambie de maceta y se les renueve el sustrato, ya que sus raíces han absorbido todos los nutrientes que se encontraba en la turba, y por lo tanto la planta no puede crecer más al no disponer tampoco de más espacio.

En esta ocasión voy a explicarte cómo trasplantar las palmeras de interior, para que puedan continuar viéndose tan bellas como hasta ahora.

Cosas que vamos a necesitar

Maceta

Antes de realizar cualquier tarea, es muy importante preparar primero aquello que vamos a utilizar. En este caso, será:

  • Maceta: ésta tendrá que ser unos 5cm más ancha y profunda, como mínimo, que la anterior. Si se trata de especies de crecimiento rápido o con tendencia a sacar retoños basales, como las Dypsis lutescens o las Chamaedorea elegans, es muy recomendable que sean unos 10 incluso 15cm más ancha y profunda.
  • Sustrato: una mezcla de sustratos fácil de conseguir y que no nos va a dar problemas es la perlita con la turba negra. Sin embargo, hay otras alternativas, como mezclar a partes iguales tierra de jardín, mantillo y arena. Muy recomendable también colocar una primera capa de greda volcánica en la maceta para mejorar aún más el drenaje.
  • Regadera: muy importante, tras cada trasplante, dar un buen riego.

Paso a paso

Compost

Para no manchar el suelo, es muy aconsejable realizar el trasplante en el balcón o en la terraza, pero si no disponemos de estas estancias, puedes realizar esta tarea poniendo la palmera y su nueva maceta en una bandeja de plástico grande. Cuando la vayas a cambiar de maceta, tienes que rellenar el tiesto con sustrato, extraer la palmera y plantarla en su nueva maceta.

Si bien hay que tener cuidado con las raíces, lo cierto es que son plantas muy resistentes, y si se rompe alguna raicilla no va a suponerle un gran problema. Eso sí, hay que procurar que no se desmorone el cepellón de raíces, ya que de lo contrario le va a costar más superar el trasplante. Para ayudarla, añade unas gotas de Benerva (de venta en farmacias); así las heridas cicatrizarán más rápido y la palmera podrá reanudar su crecimiento en el menor tiempo posible.

¿Te ha parecido útil?


Categorías

Palmeras

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario