Condiciones del suelo para el cultivo: mas sobre la retención de agua

Suelo

De las características del suelo depende en gran parte el éxito de tus cultivos. Es por eso que hoy continuaremos estudiando las condiciones idóneas que un terreno debe tener para que los ejemplares crezcan sanos y fuertes.

Ya hablamos de algunos aspectos centrales como la profanidad y la estructura y ahora es el turno de tener en cuenta otras cuestiones como es el caso de la retención de agua.

Un buen suelo es aquél que tiene buena capacidad para retener el agua, algo que no sucede con los suelos arenosos que, por el contrario, son secos y es por eso hay que regarlos con mucha frecuencia. Por el contrario, un suelo arcilloso puede no drenar correctamente y así acumular demasiada agua.

¿Qué hacer en estos casos? Para mejorar los terrenos arenosos que no logran retener el agua puedes agregar turba u otro tipo de materia orgánica, a razón de unos 100 kilos por cada 100 m2. Otra opción es incorporar un poco de tierra arcillosa.

En el caso de que el suelo retenga poco agua lo mejor será regar con más frecuencia pero en menor cantidad. Es común, que en los suelos arenosos se realice el riego por goteo, mucho más preciso y uniforme.

Más información – Condiciones ideales del suelo para tener un bonito jardín

Fuente – Infojardín

Foto – Garden Center Ejea


Categorías

Jardinería

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario