Consejos para Conservar los Ramos de Flores

Seguramente en algún momento de tu vida te han regalado un ramo de flores. Este es uno de los regalos más clásicos que nos hacen a las mujeres y es perfecto para sacarnos de apuro cuando no sabemos qué regalarle a otra mujer. Desafortunadamente, por muy hermosos que sean, suelen durar muy poco, no importa los cuidados que le demos, y cuánto le cambiemos el agua.

Es por ese motivo, que el día de hoy, les traemos algunos consejos para conservar los ramos de flores, para que podamos conservar ese hermoso detalle que alguien nos ha dado. Presta mucha atención, para que puedas sacarles mucho más partido a estos regalos.

Primero que todo, te recomiendo que, si vas a estar haciendo otras cosas, u otras compras, dejes el ramo para el final, es decir, no lo compres sino hasta el último momento para llevarlas lo más frescas posibles. Si te encuentras en un lugar de confianza, puedes pedirles que las dejen en agua hasta que termines con todas tus compras y puedas regresar por ellas.

Te recomiendo también, que nunca compres flores que han estado al sol, especialmente aquellas que venden en las calles que llevan varios días expuestas a los rayos solares, ya que lo más probable es que se deterioren muy rápidamente. Lo ideal es que las compres en las horas de la mañana, ya que es cuando mejores ejemplares habrán. Si prefieres hacer un ramo tu mismo con las flores de tu jardín, es importante que las recojas cuando no hace calor, muy temprano en la mañana o al caer la tarde.

Al llegar a casa es importante que dejes los tallos completamente sumergidos en el agua, para que puedan recuperarse de la sequia que vivieron durante el traslado. Una vez hayan pasado unas cuantas horas, te recomiendo que le cortes las puntas a los tallos en forma perpendicular y los ubiques en su lugar definitivo.


Escribe un comentario