Consejos para cuidar la Camelia en maceta

Camelia de flor blanca y rosa

¡Buenos y calurosos días! ¿Qué tal has pasado el fin de semana? Hoy te voy a dar una serie de consejos para cuidar tu Camelia en maceta. Aunque es un arbusto que se suele usar mucho para setos, plantado directamente en tierra, también es una excelente planta decorativa que puedes tener en el patio o terraza.

Descubre todos sus secretos…

Camelia rosa

La Camelia es un arbusto de unos 4m de altura cuyo origen se encuentra en Asia, concretamente en China, Japón, llegando incluso hasta Corea. Crece en terrenos ácidos, es decir, en aquellos que tienen un pH comprendido entre 4 y 6. Vive sin dificultad en climas suaves, sin importantes variaciones térmicas. Lo ideal para ella sería que el termómetro no bajara de los 0º C ni subiera más allá de los 30º C en todo el año. Asimismo, también evita las exposiciones soleadas, ya que de lo contrario sus hojas se podrían llegar a quemar.

Sus flores son el principal atractivo de esta bella planta. Encontrarás que tiene flores blancas, rosas, de flor doble, de flor simple… Hay muchas variedades, y es muy difícil escoger sólo una, por lo que es muy recomendable que compres aquellas cuyas flores combinen con los colores de la estancia donde va a estar ubicada.

Camelia flor simple

Pero, ¿qué cuidados necesita en maceta? Bien. Ahora que sabemos en qué condiciones vive, podremos hacer una lista sobre lo que necesita en cultivo. Para ello, es muy importante escoger un sustrato especial para plantas acidófilas, con pH bajo, una maceta ancha -mínimo 30cm de diámetro- que te guste mucho, y bolas de arcilla o greda volcánica. Una vez en casa, echaremos una capa de unos 2cm de greda o bolas de arcilla en el interior del tiesto, y plantaremos la Camelia usando el sustrato.

Regaremos entre 2 y 3 veces cada siete días en verano, con agua blanda -que puede ser de mezclada con unas gotas de limón, de lluvia, o la que usamos para beber-, y el resto del año 2 veces cada semana. Podemos aprovechar uno de esos riegos para añadir unas gotas de guano o fertilizante para plantas acidófilas. De esta manera, la Camelia se mostrará sana, sin deficiencias de hierro.

¿Te han quedado dudas? Ponte en contacto con nosotros 😉 .


Escribe un comentario