Consejos para cuidar las plantas de exterior

Plantas de exterior

Las plantas de exterior son susceptibles de ser afectadas por distintos problemas que pueden ser evitados tomando algunas precauciones. Uno de los inconvenientes más frecuentes sucede cuando aparece la llamada mala hierba, que crece junto a las plantas y hortalizas generando una competencia en el crecimiento. Por otra parte, la mala hierba afecta el aspecto de nuestras plantas, que entonces lucen estas desprolijas hierbas.

Para evitar las malas hierbas, se recomienda no plantar muchas plantas en un lugar demasiado pequeño además de prestar atención a la calidad de la tierra. Esta debe ser suave, firme y con un buen drenaje.

Además, lo mejor será evitar sembrar aquéllas plantas cuyas raíces crezcan hacia los lados pues entonces la expansión de las raíces dará lugar al crecimiento de malas hierbas.

Otro error muy común en quienes tienen plantas de exterior es no elegir las plantas adecuadas de acuerdo al tipo de clima. Antes de comprar nuestros ejemplares, es importante saber si se trata de plantas de clima cálido o frío para así no cometer errores pues si se siembra una planta en un clima inadecuado es posible que no se adapte y se dificulte su crecimiento.

También es importante cuidar la tierra para así ayudar a las plantas de exterior. Se recomienda renovar la tierra de tanto en tanto para permitir un buen drenaje y evitar infecciones. Esto también ayudará a la nutrición de la planta. Y al momento de elegir las macetas, recuerda pensar en el tamaño a futuro de las plantas y también en elegir aquéllas macetas que permitan un buen drenaje para así evitar el encharcamiento y posterior pudrición de las raíces.

Más información – Cuidados de la alegría guineana

Foto y fuente – Hogar total


Escribe un comentario