Consejos para el diseño de jardines

Jardín

Diseñar un jardín no siempre es fácil. Por supuesto, se puede contratar a alguien para que lo haga por nosotros, pero… si lo que se quiere es darle nuestro toque personal, lo más recomendable es que nos pongamos manos a la obra y empecemos primero a imaginarnos cómo queremos que sea, es decir: qué plantas nos gustaría poner, cómo y dónde poner los macizos de flores, dónde pondremos los árboles y arbustos…

Esta primera tarea es la más sencilla, pero… ¿y las otras? Bueno, lo cierto es que no lo son tanto, pero el resultado al final habrá valido la pena.

Jardín

Antes de empezar a comprar plantas, lo primero que se ha de hacer es un boceto de cómo queremos que sea lo que promete ser un precioso jardín. Sin nombres científicos (aunque si los sabemos, nos ahorraremos trabajo más adelante), sólo dibujando círculos para lo que queremos que sean macizos de flores o árboles, y líneas para los caminos o borduras.

1º consejo: los caminos deben de llevar a alguna parte

Uno de los errores que cometemos los novatos es el de poner caminos sin destino. Esto para un jardín botánico puede estar bien, pero para un jardín particular lo ideal es que ese camino lleve a algún sitio: a un rincón escondido entre árboles, a la piscina,… al sitio que más nos guste.

2º consejo: plantas autóctonas o de climas similares

Esto es lo que más trabajo nos llevará: la elección de plantas. Para ahorrar dinero y molestias innecesarias se recomienda adquirir plantas autóctonas. Pero si no nos acaban de gustar o preferimos darle otro color al jardín, podremos optar por plantas que vivan en climas similares. Por ejemplo, en el caso de que queramos tener un jardín en el mediterráneo seco, las plantas idóneas para este clima son las procedentes de climas igualmente secos y cálidos como las que podemos ver en algunos rincones de Australia. Si vivimos en un clima continental, podremos optar por árboles de climas fríos como arces, castaños, robles; arbustos como las azaleas o las camelia, y muchos otros.

3º consejo: ir paso a paso, sin prisas

Este consejo es quizá el más difícil de seguir. Normalmente queremos tener nuestro jardín hecho en un muy corto periodo de tiempo, pero lo cierto es que siempre habrá algo que hacer. Los más bonitos jardines del mundo no se hicieron en uno o dos años, sino que llevan unos cuantos años más detrás.

Es muy recomendable que vayamos paso a paso, rincón a rincón. Por ejemplo: durante unos días nos dedicaremos a los macizos de flores de al lado de la entrada, otros días a la plantación de árboles,… y así hasta que todas las plantas estén en su sitio.

Jardín

Diseñar un jardín es una tarea que nos puede llevar mucho tiempo, pero finalmente podremos disfrutar de él.


Escribe un comentario