Consejos para jardines pequeños

Jardines pequeños

Hace unos días un contacto publicó la venta de su casa, una vivienda de escasas dimensiones pero con un bonito jardín de esos que uno juraría que no pueden existir. Estaba en el medio de la ciudad y aunque pequeño era un oasis en medio del caos de cemento.

Y así se me ocurrió comenzar a investigar sobre los jardines pequeños, con la misión de engrandecerlos con recursos prácticos. Después de todo, muchos de nosotros debemos conformarnos con balcones, terrazas o un espacio aéreo reducido. ¿Hay que claudicar al sueño? ¡Por supuesto que no!

Ideas para agrandar el jardín

Si tienes un jardín pequeño, lo mejor es estudiarlo a fondo, conocer sus dimensiones y el modo en el que el sol regala sus rayos, si hay zonas de sombra constante y si el terreno en regular o irregular.

La ventaja de los jardines pequeños es que son cálidos y permiten crear una atmósfera hogareña, se transforman en un ambiente más de la vivienda, un espacio de convivencia cotidiana. Para eso, lo mejor es colocar una mesa y unas sillas, algún adorno sobre ella para así hacer del pequeño jardín un lugar ideal para disfrutar del desayuno o la merienda.

Jardines pequeños

Puedes incorporar algunos guiños que funcionarán a modo de ilusión óptica para así crear la sensación de que el jardín es más grande de lo que en realidad es. Las macetas colgantes son una alternativa. Coloca varias de ellas a un costado, sobre una pared y verás lo bonitas que quedan pues la mirada se centrará en este rincón particular, regalando la idea de que hay varios sectores en el jardín.

Un recurso de los más efectivos es la presencia de espejos. Puedes colocarlas sobre las paredes del jardín para así dar la sensación de que hay más espacio. Ubícalos en un lugar donde el reflejo siempre sea algo verde: plantas, árboles, flores. De esta forma, el jardín parecerá mucho más grande.

La magia de las flores

Aprovecha los colores de las flores para crear diferentes rincones pues estos sectores diferenciados permitirán “extender” la superficie. Intenta usar flores de diferentes tamaños y formas para así crear segmentos vivos que, aunque diferenciados, permitan crear una continuidad con el resto de los rincones. Aprovecha el terreno irregular para crear niveles, algo que también ayuda a que el jardín se vea más grande.

Y a un costado puedes tener un pequeño huerto en macetas, para así disfrutar de las hierbas aromáticas orgánicas, que regalan un aroma exquisita que complementará tu jardín y lo hará ver más hermoso.

Jardines pequeños


Categorías

Paisajismo

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Escribe un comentario